Videojuegos educativos para los niños

Tras el éxito de los videojuegos como Fortnite, el cual ha conseguido enganchar a millones de usuarios, los especialistas se preguntan hasta qué punto son bunos los videojuegos y las consolas para los niños. Sin embargo, no sólo existen este tipo de videojuegos, también los hay que enseñan a los niños y se convierten en un pasatiempo educativo, sobre todo ahora que, ante la falta de colegio, tienen más tiempo libre.

Videojuegos educativos

Es un material multimedia interactivo a través del cual se aprende. Lo bueno de estos materiales es que se aprende de forma implícita, es decir, el niño no se percata de que está aprendiendo, para él es un juego.

Durante mucho tiempo la introducción de los videojuegos en el colegio ha sido motivo de discusión. La gente que se oponía a esto veía en los videojuegos sólo una fuente de violencia y adicción. Sin embargo, ningún estudio demuestra la causalidad entre los videojuegos y las conductas agresivas. Incluso, hay algún experimento que afirma lo contrario, que los videojuegos sirven para descargar tensiones.

La importancia de la educación en los más pequeños ha hecho que los videojuegos más famosos hayan creado su apartado didáctico dentro del videojuego.

Minecraft, la locura llega al aula

Microsoft puso en marcha un programa educativo en Minecraft hace un tiempo. Este programa ofrece varios contenidos sobre diferentes áreas en función de la edad.

La parte de programación de este videojuego ha hecho las delicias de muchos niños que echan de menos esta asignatura en el colegio.

Esta plataforma Minecraft Edición Educación también está centrada en el pensamiento crítico, la creatividad o la colaboración. En su versión online, los jugadores esperan su turno y aprenden a respetar al resto.

Con esto, Microsoft se ha convertido en una de las primeras en apoyar la educación a través de los videojuegos.

Proyecto Kokori

En este juego el niño dirige un nanobot que se introduce en las células para su estudio. Les enseña a identificar y solucionar los problemas y, además, aprenden biología en p

Brain Training Infernal del Dr Kawashima

En el clásico juego mental se trabajan las matemáticas a través de diferentes minijuegos con el cálculo mental como protagonista. En cada nivel la dificultad es mayor y pasar el nivel le reporta al niño premios.

Por otro lado, al ser un juego social e interactivo en el que el logro se ve recompensada, es una gran herramienta para los niños con TDAH.

Actualizado el