Viajar con gatos de forma cómoda, segura y legal

Mucha gente prefiere llevarse a sus gatos de vacaciones a dejarlos solos en casa, pese a que se pueden “cuidar solos”. Veamos cçomo hay que viajar con estos animales de forma cómoda, segura y, sobre todo, legal.

Que se acostumbren a viajar

Pese a que los gatos no son animales acostumbrados a salir de casa y viajar (les gustan más los espacios conocidos como la casa), muchas veces nos gustaría poder llevarlos con nosotros de viaje.

Antes de nada, los gatos se tienen que acostumbrar a los nuevos espacios. Lleva una sábana o una manta de tu casa al coche para que el gato vea que el olor es el mismo y se acostumbre rápido.

Además, deja que se muevan por el coche para que se acostumbren a él.

Por otro lado, deberás ir a lugares donde acepten animales, no toda la gente que alquila sus casas quiere que sus inquilinos lleven animales ya que pueden causar desperfectos.

Viajar en coche

Ante todo seguridad, haz que tu gato viaje en transportín, aunque sea un viaje corto y pueda ir en el asiento o en el suelo, es muy inseguro para él y cualquier frenazo le puede convertir en un proyectil.

Compra un transportín grande que le permita moverse. Coloca en él alguna manta o juguete para que esté tranquilo y empieza a meterle en él un par de días antes de irte de viaje.

Puedes colocar el transportín en el suelo de los asientos donde no se mueva o bien en el asiento asegurado con el cinturón de seguridad (la mejor opción).

No le des de comer antes, así evitarás mareos.

Realiza paradas cada dos horas pero no salgas del coche. Sácale del transportín para que beba agua y estire las piernas.

Controla tanto la temperatura del coche como el sonido. Los gatos son muy sensibles a las corrientes de aire así que ventila a través del aire acondicionado si es posible. Además, apaga la radio o bájale el volumen para no molestarle.

Viajar en avión

Ante todo sé precavido, las mascotas pueden viajar, en transportín, contigo en la cabina pero hay un máximo.

Durante el viaje, deberá estar todo el tiempo dentro del transportín, por lo que ponle todas las comodidades que puedas.

Existen bolsos y mochilas homologados para viajes en avión y que es más probable que te dejen subir al avión.

Es obligatorio tener un certificado de salud de tu gato por lo que deberás ir al veterinario antes de viajar para que asegure que el gato está en perfectas condiciones, desparasitado, con microchip y con el registro de vacunas al día.

Deberás llevar una correa para que no se escape mientras haces el control de seguridad.

Ten en cuenta, también, los consejos que hemos dado para viajar en coche como puede ser no darle de comer o ponerle una manta suya en el transportín.

Actualizado el