Ventilación y climatización en tiempos del Covid

sdfdv

Nuestra vivienda es nuestro palacio, según un refrán inglés. Y esto ha causa del confinamiento que hemos vivido, ha quedado más que evidenciado.

Los profesionales en el sector de la habitabilidad mostraban meses atrás que esta pandemia provocaría una gran requerimiento de iluminación, amplitud y ventilación en los hogares. Tras horas y horas sin poder salir, nuestros hogares se han visto expuestos a un examen de tensión, angustia y en ocasiones agobio, en el que se han intensificado sus áreas más robustas y frágiles.

Renovación del aire y ventilación productiva

La forma más simple de ventilar sería abriendo las ventanas y dejar que el aire fresco entre del exterior. No obstante, lo óptimo es, incluir en los hogares mecanismos de ventilación dinámica o forzada con recuperación de calor, que encima de renovar el aire de forma contínua, lo purifican y acondicionan.

La temperatura interior de nuestros domicilios es un indicativo inmediato en nuestro confort, calma e incluso en la salud. La carencia de ventilación se nota más a largo plazo, ocasiona dificultades de insomnio, debilidad del sistema inmunológico e incrementa las dificultades respiratorias como las bronquitis crónicas o el asma.

¿Cómo utilizar los mecanismos de ventilación mientras dure el Covid-19?

Se aconsejan los dispositivos de climatización o ventilación que cooperen a tener un aire más sano y limpio, de igual forma que experimentar un ahorro energético, en base a las nuevas disposiciones para obtener edificios de consumo casi nulo.

Las recomendaciones de los profesionales, dentro del área de la calefacción, ventilación y aire acondicionado en tiempos de coronavirus son:

  • Conservar la humedad en torno al 40% y 60%. Conforme algunos análisis, el virus subsiste más tiempo en el aire excesivamente seco, por lo cual, para detenerlo se aconseja conservar la humedad de los edificios dentro de esas referencias.
  • Aumentar las dimensiones de acceso del aire fresco del exterior, para favorecer la dilución de los fragmentos virales que pudiera existir en el interior. Asimismo, hay que aminorar la recirculación del aire en el suceso de que esté activada.
  • Los dispositivos de ventilación con recuperador de calor de igual forma son eficaces si están preparados, con algún mecanismo que afiance la separación entre el aire viciado y el nuevo del exterior.
  • Respecto a los filtros de los dispositivos de ventilación, se sugiere elevar el nivel de filtración si el mecanismo dispone de filtros centrados en refrenar el polvo puesto que no son eficaces frente el virus, ya sea del aire exterior como recirculado, procurando aproximarse todo lo posible a una filtración.

Si necesitas conocer más sobre cómo perfeccionar la mejora del aire en las áreas interiores del hogar, en DBM Ingeniería, te atenderemos gustosamente.

Actualizado el