Tipos de barbacoas de jardín y cuál elegir

Si estás pensando en colocar una barbacoa de jardín, primero debes ver los beneficios y desventajas de los diferentes tipos que existen para tomar la mejor decisión posible. Uno de los aspectos que más va a determinar tu elección es el espacio del que dispongas. Las barbacoas de leña y de obra requieren de más espacio.

Tipos de barbacoa

  • Barbacoa de obra:

    Si no tienes problema de espacio para tu barbacoa de jardín, es la mejor elección. Este tipo de barbacoa se pueden usar como barbacoas de leña o carbón. Al elegir la barbacoa de obra prefabricada podremos elegir el diseño que mejor se adapte a nuestro jardín y disponer, no sólo de la zona de cocinado, sino de un espacio de almacenaje, por ejemplo, para la leña o el carbón.

    Son barbacoas a medida por lo que nos permite una adaptación perfecta al espacio que tengamos para ella.

    Pueden ser barbacoas con techo y campana por lo que el humo que se genera al quemar la leña y cocinar estará más controlado y no nos molestará.

  • Barbacoa de carbón:

    Este tipo de barbacoas para el jardín son barbacoas móviles que podemos colocar donde deseemos si no disponemos de mucho espacio. Las más comunes son las que tiene forma redonda y con ruedas para poder moverla a donde queramos. Son muy buenas para iniciarse en el mundo de las barbacoas de jardín.

    Uno de los inconvenientes de este tipo de barbacoas de jardín es que el humo que genera no está controlado, como en el caso de las barbacoas de leña, y puede molestarnos.

  • Barbacoa de gas:

    El encendido de este tipo de barbacoas es más rápido que el de las anteriores. Además, acorta el tiempo de cocinado. Son una buena elección si no se dispone de mucho espacio y se cocine para mucha gente pero en pocas ocasiones.

    No generan tanto humo como las anteriores y nos permiten usarlas de horno ya que se pueden tapar.

  • Barbacoa eléctrica:

    Igual que las de gas, se enciende más rápido, no generan tanto humo y disponen de tapa para que puedas usarlas de horno. Es una buena elección si no dispones de mucho espacio.

    Tanto las de gas como las eléctricas utilizan el sistema de energía de la vivienda, por lo que las barbacoas eléctricas resultan más caras.

  • Beneficios de las barbacoas de leña
  • Durabilidad: Las barbacoas de obra y leña son más resistentes y duran mucho más. Aunque cuesten más al principio, a largo plazo salen más rentables.
  • Adaptación: Al estar hechas a medida y según tu elección se adaptan al espacio disponible. Es posible añadir partes que se adapten a lo que necesitas (como la zona de almacenaje para la leña). También se adaptará al presupuesto del que dispongas.
  • Se pueden aplicar y combinar con molduras para zócalos y/o recerdados para puertas y ventanas
  • Disponibilidad: Siempre están montadas. Las barbacoas eléctricas o de gas las tienes que mover de donde las tengas guardadas a un lugar donde se puedan conectar a una toma de energía.
  • Combustible más económico: La leña es el combustible más económico para una barbacoa. Las barbacoas de gas o electricidad utilizan fuentes de energía más caras. En segundo lugar se colocaría el carbón. Además, la leña siempre está disponible en la naturalez y es fácil acceder a ella.
  • Temperatura: Alcanzan los 1500 grados el carbón no llega a los quinientos) por lo que podremos cocinar piezas más grandes. Además, en las barbacoas de leña el fuego es más duradero y estable.
  • Sostenibilidad: La leña es una energía renovable y sostenible. Sus cenizas tienen un alto contenido en sales minerales por lo que se pueden usar para muchas cosas.
  • Sabor: Se dice que cocinar a leña es la mejor forma de cocinar que existe, debido al buen sabor que le da a los alimentos.
Actualizado el