El sueño en los perros

El descanso es muy importante para tu perro, igual que para nosotros, y le ayuda a recuperar fuerzas y liberar la tensión que ha acumulado a lo largo de la jornada. Si bien cada mascota es diferente, los hábitos de dormir de los perros suelen ser muy parecidos y un perro adulto puede pasar la mitad del día durmiendo, aunque varía la profundidad a la que lo hace.

El perro, al dormir, adopta una postura determinada, se tumba y dirige la cabeza hacia un lado y hacia atrás. Esta forma puede tener diferentes variaciones dependiendo del perro o el lugar donde duerme.

Los perros sueñan

El cerebro de un perro funciona igual que el de un ser humano y, por lo tanto, también sueñan. Suelen soñar con actividades comunes para ellos, aunque sólo podemos adivinarlo. El hecho de su cerebro sea parecido al nuestro nos permite inferir aspectos del sueño.

El movimiento o los sonidos que emita nuestra mascota al dormir también nos dan una idea de lo que puede estar soñando. Aunque nunca podremos saber si ladra por miedo o por entusiasmo.

Al igual que nosotros, los perros entran en una fase REM, de sueño profundo donde respirando de forma irregular y mueven mucho los ojos. Es durante esta fase cuando los perros sueñan.

Según algunas investigaciones los perros pequeños sueñan más. Un caniche puede llegar a soñar cada 10 minutos y un golden cada noventa. También se da mucho más en cachorros, debido a que están procesando muchas experiencias nuevas.

Un perro de tamaño medio empieza a soñar tras unos veinte minutos de sueño.

Aspectos a tener en cuenta sobre el sueño de los perros

  • Los perros suelen caminar en círculos alrededor de su cama antes de dormir. Esto se debe a sus instintos primarios ya que, aunque ahora estén domesticados, en la antigüedad tenían que hacerse sus propias camas. Además, puede ser una medida de seguridad, también por instinto, para verificar que no hay ningún peligro alrededor y que pueden dormir tranquilos.
  • La falta de sueño es dañina para ellos y puede irritar su carácter.
  • En ocasiones duermen solo para reposar si están aburridos. Cuando son adultos y tienen más energía, es más importante que juegues con ellos y descargues esa energía.
  • Si duerme en exceso y no se mueve, es importante que consultes con un veterinario ya que puede sufrir un problema grave, como depresión.
  • En invierno duermen más, además prefieren dormir en su cama ya que les da calor. En verano, al contrario, prefieren dormir en el suelo ya que les refresca.
  • No interrumpas su sueño, si lo haces puede que esté más irascible, como nos pasa a los seres humanos.
Actualizado el