La salud en los perros

La salud de tu mascota va a variar dependiendo de los cuidados que le des. Una alimentación adecuada, ejercicio físico o que les demuestren cariño son algunos de los aspectos más determinantes en su salud.También es muy importante hacer un seguimiento de su salud en el veterinario y saber cómo actuar en caso de enfermedad.

Alimentación adecuada

Igual que para un ser humano, para un perro siempre va a ser mejor la comida casera que la que viene ya preparada. Este tipo de alimentación suele tener muy poco contenido de carne real.

Si no tienes tiempo para cocinar para tu mascota, elige, por lo menos, comidas que tengan ingredientes de calidad. Esta comida suele ser más cara pero, al ser más nutritiva, tu perro necesitará menos cantidad de comida al día.

Otros aspecto importante de la alimentación (y que es algo que olvidamos) es el agua. Tu mascota puede beber agua del grifo, pero intenta que sea agua no muy tratada o, de lo contrario, estará tomando muchos productos químicos.

Si quieres darle algún suplemento para mejorar su estado de salud, lo más recomendable es el muérdago y el ginseng. Ambos tienen propiedades antioxidantes, mejoran la circulación y la resistencia ante enfermedades. Además de proporcionarle una mayor energía, retrasará su envejecimiento.

Ejercicio físico

Es algo básico tanto para su salud física como mental, además de permitirle desarrollar todas sus capacidades.

Cada perro tiene una necesidad diferente en cuanto al ejercicio físico, pero todos necesitan realizarlo a diario. Las razas de gran tamaño lo necesitarán más que las de un tamaño más pequeño.

Los perros adultos necesitan más ejercicio que los cachorros. Si tu mascota no está acostumbrada al ejercicio, empieza con él el entrenamiento de forma gradual. La falta de ejercicio puede tener consecuencias negativas para tu mascota tanto en el aspecto físico (sobrepeso o artritis), como en el emocional (agresividad, estrés o ansiedad).

Higiene

Cepilla a tu mascota de forma regular, esto ayuda a que el pelo muerto se vaya, asó como la suciedad y los parásitos. También estimula el flujo de sangre, por lo que tu perro tendrá un pelaje más sano y brillante.

Báñalo sólo cuando lo necesite, si le bañas demasiado puedes estropear su piel.

Utiliza agua templada y un buen champú. Es importante que lo seques bien y no quede muy húmedo durante mucho rato.

Actualizado el