Salud de los padres antes del embarazo

Todos sabemos que la dieta y el estado físico de la madre es crucial durante el embarazo para el correcto crecimiento del feto. Es bien sabido que el tabaquismo o diferentes enfermedades, como el Rh negativo, engendran diferentes riesgos para el bebé.

Sin embargo, poca gente tiene en cuenta que también es muy importante la salud del bebé el estado de los padres antes del embarazo.

La salud de los padres antes del embarazo

Según Judith Stephenson el peso, metabolismo y dieta de los padres pueden incrementar el riesgo de los niños de padecer futuras enfermedades.

El periodo de preconcepción son los tres meses anteriores al comienzo del embarazo. Sin embargo y según los investigadores, esta definición no cuenta con que, en ocasiones, para mejorar algún aspecto de la salud, como la obesidad, es necesario mucho más tiempo, incluso meses o años.

En el caso de parejas o madres solteras, el periodo de preconcepción abarca las semanas o meses en los que se decide tener un hijo; en la salud pública, los meses o años necesarios para abordar factores de riesgo como la dieta y la obesidad antes del embarazo.

Factores de riesgo previos al embarazo

La obesidad materna aumenta los niveles de inflamación, hormonas y metabolitos que pueden alterar el desarrollo del óvulo y del embrión, aumentando el riesgo de que el futuro el bebé padezca una enfermedad crónica.

No se sabe si la salud del progenitor es igual de importante que la de la madre, aunque es cierto que la cantidad, calidad y movilidad del esperma será deficiente en hombres con un exceso de grasa.

Es bueno para el bebé que ambos dejen el tabaco, el alcohol y las drogas recreativas, además de llevar una dieta saludable y lograr el peso óptimo durante este periodo de preconcepción.

Se recomienda, también, reducir el consumo de cafeína y hacer ejercicio moderado. En el caso de las mujeres, es recomendable tomar ácido fólico, ya que previene de malformaciones en la placenta, entre otros aspectos.

La alimentación, un factor de riesgo previo al embarazo

La alimentación inadecuada provoca un exceso de grasa en el cuerpo y problemas de obesidad.

En el caso de la mujer, la obesidad aumenta los niveles de inflamación, hormonas y metabolitos (moléculas producidas durante el metabolismo) y este aumento puede alterar de forma directa el desarrollo del óvulo y por lo tanto del embrión, lo que aumenta el riesgo de que el futuro el bebé padezca una enfermedad crónica.

En el caso del hombre, la obesidad se asocia a una mala calidad, cantidad y movilidad del esperma y se piensa que esto podría aumentar el riesgo de enfermedad crónica en el futuro bebé.

Hábitos a seguir antes del embarazo

Obviamente, muchos embarazos no son planeados y. aunque lo sean, no lo planeas con un año. En cualquier caso, antes de buscar un embarazo se aconseja que los dos futuros padres cambien sus hábitos de vida y alimentación en beneficio de la salud de su futuro hijo.

  • Hábitos recomendables:
  • Dejar el tabaco y evitar el consumo de alcohol
  • Seguir una dieta saludable y equilibrada
  • Lograr un peso óptimo antes de la concepción
  • Reducir el consumo de cafeína
  • Hacer ejercicio moderado
  • Si la mujer padece diabetes, hipertensión debe tomar algún tipo de medicación diaria: consultar a su médico antes de quedarse embarazada
Actualizado el