La salud en los futbolistas

El deporte del fútbol es un trabajo que no dura toda la vida. Las lesiones y el paso de los años hacen que mucho jugadores deban dejar el fútbol siendo jóvenes (hablamos de una juventud de poco más de treinta años). Cuidarse mucho y alargar su “salud” futbolística les puede permitir hacer carreras de hasta 20 años (en el caso de Iker Casillas o Gianluigi Buffon).

Energía y alimentación

El fútbol es un deporte en el que se trabaja a alta intensidad. Pese a que, durante el partido, el futbolista juega la mayor parte del tiempo a baja intensidad, hace muchos movimientos bruscos y aceleraciones que hacen que gaste mucha energía. Pueden llegar a realizar hasta 250 movimientos breves, pero intensos.

Los hidratos de carbono, almacenados en músculos e hígado en forma de glicógeno, son la fuente de energía más grande. La fatiga que siente el futbolista al acabar un partido se debe que el nivel de glicógeno disminuye en las fibras de los músculos. Con que alguna fibra no pueda contraerse, no se correrá igual de rápido. El nivel de ácido graso aumenta durante el esfuerzo para compensar eso.

La alimentación de un futbolista debe basarse en hidratos de carbono, proteínas y frutas y verduras. Sin embargo, también deben ingerir grasas como aceite de oliva o los frutos secos pero evitar las grasas trans (bollería).

Salud mental

Las enfermedades mentales como la ansiedad o la depresión son igual (o más) comunes en futbolistas que la media general, que está en torno al 25%.

Pese a que son personas que ganan mucho dinero y todos tienen, incluso, por héroes, eso no les libra de las garras de este tipo de enfermedades. Personajes tan famosos como Andrés Iniesta o Per Mertesacker.

Lo malo de este tipo de enfermedades es que, al contrario de las enfermedades físicas, las cuales tienen un foco visible, es muy complicado saber de dónde provienen. Iniesta llegó a decir que nunca ha sabido bien cuál era la causa de su depresión.

Debido a la gran presión que sienten y la gran exigencia de la alta competición, es muy importante cuidar la salud mental de los futbolistas.

Descanso

Es muy importante que los futbolistas disfruten, como mínimo, de ocho horas de sueño. Además, también es importante el descanso durante el día, que debería estar en torno a la hora y media de sueño.

Los músculos y el cuerpo de un futbolista tardan 72 horas en volver a una funcionalidad normal, por lo que el descanso y el ejercicio que se haga durante esos tres días será básico para la correcta recuperación del jugador.

Pero no es sólo importante la recuperación física del futbolista, sino también la mental. El tener periodos de desconexión con su familia o mascotas es necesario para que el futbolista recargue toda la energía del cuerpo, también la mental.

Enfermedades cardíacas

Por desgracia, desde hace años, las muertes por problemas cardíacos en los futbolistas han aumentado notablemente.

Las muertes de futbolistas como José Antonio Puerta o Daniel Jarque ha puesto el punto de mira en la prevención de este tipo de enfermedades, pese a que algunas no se pueden prever.

Todo ello ha llevado a aumentar los controles sobre los jugadores, aspecto que propició la temprana retirada de Rubén de la Red por un problema cardíaco

Actualizado el