El racismo en el fútbol

El mundo del fútbol es tan internacional que, en tu equipo, puede haber jugadores de muchas nacionalidades diferentes. Además, hoy en día, raro son los equipos que tienen la mayoría de jugadores de la misma nacionalidad a la de su equipo. Sin embargo, esta riqueza es algo que muchos seguidores no saben respetar, dándose continuamente episodios de racismo, no sólo contra jugadores del equipo contrario, sino contra los del propio equipo. Veamos cómo se intenta luchar contra el racismo.

Protocolo de actuación contra el Racismo

El 25 de marzo de 2005 se creó el "Protocolo de Actuaciones contra el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Fútbol", suscrito por el Consejo Superior de Deportes (CSD), la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Este protocolo, que contenía hasta veinte medidas diferentes para luchar contra el racismo, ha tenido un éxito casi negativo.

Uno de los aspectos más importantes, la creación de una "Guía de actuaciones contra el racismo en el fútbol", a cargo de la RFEF y la LFP, nunca se realizó.

Otro de los puntos más importantes era el compromiso de los clubes a difundir y explicitar a través de la megafonía y de los sistemas audiovisuales del estadio mensajes de condena a cualquier acto racista.

Otro aspectos es que, pese a existir grandes sanciones ante actos racistas, casi nunca se llevan a cabo. Ni siquiera los propios jugadores y entrenadores se ponen de acuerdo a la hora de luchar y castigar este tipo de actos. De esta forma, jugadores como Chicharito Hernández han sido acusados de racismo y han llegado a ser víctima de él.

Protocolo de actuación contra el Racismo

Año 2002

Este fue el inicio de las jornadas mundiales organizadas por FIFA contra la discriminación y el racismo. Ese mismo año, grandes figuras del mundo del fútbol se unieron a la organización para luchar contra el racismo, entre los que destacaban futbolistas como Bobby Charlton, Thierry Henry, Mia Hamm, Pelé, Michel Platini y Lilian Thuram.

Año 2004

Se aprueba el Código Ético que, entre otros aspectos, estipula que “ni árbitros, ni jugadores ni representantes de jugadores pueden actuar de manera discriminatoria, especialmente en lo que concierne a la identidad étnica, raza, cultura, política, religión, sexo e idioma”.

Año 2006

Se crea la Enmienda al art. 55 del Código Disciplinario de la FIFA, la cual permitía imponer sanciones muy estrictas por los actos racistas o discriminatorios que se produzcan en el fútbol.

Este año también se produce la campaña “No al racismo”. Esta campaña incluye anuncios televisivos y en estadios en los que futbolistas famosos dicen la famosa frase “Di no al racismo”.

Año 2007

Se realiza el partido “90 minutos por Mandela”, el cual enfrentó a un Once Africano y a un Once Mundial, como herramienta de la lucha contra el racismo. Más de 35.000 espectadores acudieron al estadio para ver en acción a grandes figuras de la talla de Ruud Gullit, George Weah, Emilio Butragueño o Samuel Eto’o, y millones de personas siguieron el encuentro por televisión en más de 150 países de todo el mundo.

Año 2010

Se crean las Jornadas contra la Discriminación en Sudáfrica 2010. Con motivo del Mundial de Fútbol celebrado ese año en Sudáfrica, los capitanes de los equipos participantes en los cuartos de final leyeron alegatos contra el racismo antes de los respectivos encuentros.

Actualizado el