El papel del hombre en la extinción de grupos de especies

Es cierto que el ser humano ha convivido durante miles de años con determinadas especies sin suponer ningún peligro para ellas. Más bien al contrario, muchos animales se han adaptado al ser humano e, incluso, comparten vida (Como pueden ser los perros). Sin embargo, algunas prácticas del ser humano son culpables de la desaparición de ciertas especies.

El impacto de la actividad humana

La sobrepoblación humana, el uso indiscriminado de los recursos naturales y la contaminación de los ecosistemas propician la desaparición de las especies.

El ser humano ha modificado las condiciones físicas, químicas y biológicas de la Tierra. Esto ha conllevado que la mitad de la masa terrestre haya sido transformada para uso humano, lo cual abarca la producción de alimentos para su consumo, y la conversión de espacios naturales en ámbitos industrializados.

Además, se ha llegado a experimentar con animales para determinadas investigaciones sobre enfermedades o alimentación.

Algunas de las actividades humanas con mayor repercusión en la extinción y el peligro de diferentes especies tenemos:

  • Cacería furtiva y cosecha indiscriminada: estas actividades provocan un aumento considerable en la tasa de mortalidad de las especies involucradas.
  • Introducción, de manera intencional o no, de enfermedades, parásitos y depredadores destructivos y/o animales exóticos.
  • Prácticas de uso de la tierra: la tala y la quema de árboles destruyen ecosistemas completos, erradicando el ámbito de desarrollo de las especies afectadas.
  • Explotación desmedida de recursos forestales y minerales.
  • Contaminación del agua, el aire y el suelo.
  • Cambio climático, emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero.

Desde la aparición del ser humano, las diferentes especies de animales y plantas desaparecen mil veces más rápido debido a la sobrepoblación mundial.

Un estudio de Harvard de 1993 afirmó que se extinguen más de treinta mil especies al año.

Se puede estar en riesgo de extinguir especies clave para el equilibrio de los ecosistemas, por su función e interacción con otras especies.

Actualizado el