Mercedes Benz

Está claro que si pensamos en marcas de coches, la gran mayoría de gente diría Mercedes Benz como una de las primeras opciones. Con más de cien años de antigüedad, la marca alemana se ha colocado en las primeras posiciones del mercado del automóvil, y seguirá así durante mucho tiempo. Te contamos cuál es su historia.

Antes del siglo XX

En esta época, los coches de Mercedes eran de tres ruedas. Con la construcción de una dirección por manguetas capaz de funcionar correctamente se abre el camino a los automóviles de cuatro ruedas.

En 1898, un automóvil Daimler de Cannstatt, inscrito por la Allgemeine Motorwagen-Gesellschaft, gana por vez primera la Berlín-Leipzig-Berlín. En 1899 Jellinek, que pedía a DMG vehículos cada vez más rápidos, se inscribe en la Semana de Niza. Solía participar en la competición con el seudónimo Mercedes, nombre de su hija -español y sinónimo de favor e indulgencia- de 10 años, que usaba no como firma de marca, sino de piloto o equipo.

Siglo XX

A comienzos de este siglo se empieza a buscar un nombre para la marca. Primero se optó por los de los inventores, Benz y Daimler.

Entre los años 1910 y 1920, Mercedes se centra en los coches de carrera y consigue varios récords de velocidad. En 1910, el Blitzen Benz, uno de los automóviles más fascinantes de la época, causa sensación.

En los años previos a la Primera Guerra Mundial se suceden innumerables victorias en carreras de carretera y montaña. Tanto los Mercedes como los Benz dejan de participar en competiciones deportivas durante la contienda y dos años después de la misma.

Finalizada la guerra, se retoma la producción de turismos con el 170 V (W136). Esto sucede en 1947, mientras que en 1949 se presentan en el Salón de la Exportación Tecnológica de Hannover los 170 S y 170 D, primeros Daimler-Benz de nueva construcción tras la contienda.

En los años 60, y más destinados a probar revoluciones para sus coches de carreras, la marca empieza a fabricar turismos, donde destacan las berlinas. Sin embargo, la gente decía que eran coches para ricos, debido a su alto precio.

La década de los 80 supone la llegada del Mercedes 190 (W201), que marca el inicio de la diferenciación clara de los segmentos en los que operaba la marca.

Siglo XXI

En 1998 Daimler-Benz, empresa matriz de Mercedes, se fusiona con la firma americana Chrysler creando Daimler Chrysler, dando lugar al tercer grupo automovilístico del mundo.

De la misma forma, Mercedes se hace con el control del preparador AMG, el cual pasa a formar parte del grupo Daimler-Benz. Entre 2003 y 2009 Mercedes colabora con McLaren, creando junto el Mercedes-Benz SLR McLaren.

Actualizado el