El merchandising como técnica comercial

Está claro que es una gran estrategia de marketing. No sólo en equipos de fútbol, cuyos aficionados tienen una amplia colección de merchandising de su equipo favorito. En el mundo de la canción o, incluso, las series y películas el merchandising está de moda. Mucha gente posee camisetas de Michael Jackson o objetos con el famoso símbolo de los Rolling Stones. Te contamos cómo nació la técnica del merchandising.

Origen del merchandising

El origen del merchandising se remonta a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, con la aparición de los primeros establecimientos modernos que desarrollaron técnicas para aumentar la rotación de los productos y donde se demostró que los productos que se exponen en el punto de venta pueden influir hasta en un 70% de las compras que acaba realizando el consumidor.

Merchandising de presentación

El merchandising visual o de presentación estudia la manera de exponer los productos de forma que llamen la atención al cliente y éste lo compre. Para ello, se debe realizar una selección, disposición y presentación óptima del surtido que permita al cliente encontrar de forma fácil y sencilla lo que desea entre una amplia gama de marcas y productos. El objetivo es guiar e influir en el comportamiento de compra del cliente con el fin aumentar las ventas por impulso.

Merchandising de gestión

El merchandising de gestión pasa a tener como objetivo principal satisfacer las necesidades del consumidor a la vez que el establecimiento obtiene la máxima rentabilidad posible. Para lograr este objetivo, el establecimiento debe realizar en primer lugar un análisis de mercado para saber el tipo de cliente, sus necesidades y cómo cubre estas necesidades su competencia.

En función de este estudio,el establecimiento elige la mejor ubicación y espacio para cada producto. Además, se establecerá también la señalización de las categorías y la publicidad que se colocará en el punto de venta para facilitar el acto de compra al consumidor (cartelería y materiales de PLV como vinilos, stoppers, banderolas, tiras de regleta, etc.).

En función de este estudio,el establecimiento elige la mejor ubicación y espacio para cada producto. Además, se establecerá también la señalización de las categorías y la publicidad que se colocará en el punto de venta para facilitar el acto de compra al consumidor (cartelería y materiales de PLV como vinilos, stoppers, banderolas, tiras de regleta, etc.).

Merchandising de seducción

Este tipo de merchandising convierte la compra en una experiencia para el cliente. Coloca los productos siguien criterio de consumo y complementariedad entre ellos. Es decir, coloca juntos la cafetera y la taza.

Para cumplir el primer objetivo los establecimientos han tenido que evolucionar y transformar el punto de venta en un área capaz de despertar todos los sentidos del cliente. Se debe cuidar especialmente el aspecto visual creando un ambiente agradable, bien iluminado, original y llamativo. Además, es muy importante hacer uso de los elementos de comunicación y seducción del establecimiento como son las promociones, las animaciones y el escaparate que permite seducir y atraer al cliente para que entre a la tienda. Sin embargo, para convertir la compra en esa experiencia única es importante que se estimulen también el resto de sentidos del cliente, por ejemplo con aromas o materiales publicitarios personalizados.

Para el segundo objetivo, el gestor debe crear unidades de negocio centradas en el consumidor.

Actualizado el