Los mejores suelos para tu vivienda

Si estás pensando en cambiar el suelo de tu vivienda, es bueno que te informes de los beneficios y características de cada tipo para elegir de forma adecuada cuál es el mejor para tu vivienda en diferentes aspectos: menor precio, mayor durabilidad...

Reforma del suelo

Un suelo, además de bonito, debe ser resistente, duradero, fácil de limpiar y que resista la humedad.

Por otro lado, para poder calcular el presupuesto, es bueno que tengas en cuenta aspectos como la superficie a instalar, el proceso y el tipo.

La elección final suele estar guiada por el gusto de cada uno, las necesidades personales y, también, en qué habitación se vaya a colocar.

Tipos de suelos

Baldosas

Se pueden colocar en cualquier habitación. Son muy resistentes y duraderas, como pueden ser las de cerámica o porcelana. Es fácil de mantener pero su instalación es compleja y el precio suele ser elevado. Es un suelo muy frío.

Tarima flotante

Está formado por láminas que se unen entre ellas. Pese al hecho de que el material es caro, al estar laminado se abaratan los costes. Suele dar el aspecto de ser piedra o madera, pero más fácil de mantener. Además, si una lámina se estropea, se puede cambiar esa lámina únicamente. No es muy resistente y se suele notar que es artificial. Es muy fácil conservar un piso laminado.

Piedras naturales

El coste inicial es más alto, pero resiste mucho y es probable que no tengas que volver a cambiarlos nunca.

Madera natural

Es un material que da mucha calidez, aporta luz y se adapta a cualquier estilo. Es fácil de limpiar pero necesita más cuidado que otros. Evita colocarlos en zonas con mucha humedad.

Suelos de vinilo

Son los más económicos en cuanto a material e instalación. Aíslan muy bien tanto del frío como del calor. Es poco resistente al tiempo y el uso por lo que deberás cambiarlo en un tiempo.

Moquetas

Se pueden usar en cualquier superficie y dan mucha calidez. Son difíciles de limpiar, acumulan polvo y pueden darle problemas a las personas con alergias.

Microcemento y hormigón

Es un suelo muy resistente, sencillo de limpiar y muy resistente a la humedad. Pese a ser más económico que otros materiales naturales, es más complicado de instalar. Se instala sobre un suelo previo, dando aislamiento. Es un material frío y no se puede dar un diseño especial, excepto una pequeña elección del color.

Linóleo

Su acabado es muy parecido al vinilo., pero se diferencian en que el linóleo se obtiene de materias primas orgánicas. Es sostenible, resistente y duradero. Admite muchos diseños diferentes y es sencillo de instalar. Sin embargo, tiene un elevado coste y es complicado de mantener, recomendándose pulirlo dos veces al año como mínimo.

Actualizado el