Rutina de limpieza: Cómo limpiar la casa a fondo

asd

Con el paso del tiempo, nuestra casa se va ensuciando poco a poco. En nuestro hogar solemos ir realizando limpiezas periódicas y de escasa profundidad para así mantener un aspecto limpio y salubre.

Las limpiezas semanales nos ayudan a eliminar una gran parte de la suciedad que va apareciendo en nuestro hogar. Sin embargo, con esto lo que logramos es eliminar el polvo visible de nuestro hogar. Por otro lado, nos solemos olvidar de aquellas partes que no quedan visibles a simple vista pero que acumulan polvo y suciedad como el resto, o incluso más.

Cuando esto ocurre, ha llegado el momento de realizar una limpieza profunda de nuestra vivienda.

Mejor rutina de limpieza de nuestra casa a fondo

Cuando queremos llevar a cabo una limpieza de nuestra casa en profundidad nos surge la siguiente duda, ¿cómo me organizo para realizarla lo mejor posible y en la menor cantidad de tiempo?

Para responder a esta pregunta, le hemos preguntado al equipo de limpieza de LimpiezasExpress, una empresa con bastantes años de experiencia en el sector. A continuación, esto es lo que nos han dicho para organizar una limpieza a fondo lo mejor posible.

Rutina de limpieza a fondo

Limpia a fondo la cocina

La mejor manera de llevar a cabo una limpieza general es comenzar por las zonas más específicas y pasar a las más generales. En la cocina, empieza por los armarios y estanterías. Saca todos los platos, vasos y cubiertos y limpia a fondo el interior. Tras esto, limpia todos los platos y vuelve a meterlos. Cuando termines con uno pasa al siguiente, y así con todos.

Luego, sigue limpiando otras partes específicas de la cocina, como la vitrocerámica, la encimera, los electrodomésticos…

Para terminar, friega los azulejos de la pared y el suelo.

Limpia a fondo los baños

Un baño limpio es sinónimo de un hogar cuidado. Como dijimos antes, empezaremos por lo más específico, así que primero desinfecta con lejía el inodoro y mientras tanto limpia la ducha.

Encárgate del suelo, las paredes y la mampara. Luego, limpia y elimina todo tipo de suciedad del lavabo y desinfectado. Tras esto, limpia los cristales del baño con un producto y paño específico para ello. Continúa limpiando a fondo todos los cajones y armarios del baño. Saca los artículos de dentro, elimina todo el polvo y vuelve a meter los artículos dentro.

Por último, quita la lejía con la que habías rociado el inodoro, tira de la cadena y cambia el ambientador por uno nuevo.

Limpieza a fondo del salón

El salón es otra de las zonas que debes prestar mucha atención. Es el lugar en el que pasamos una gran cantidad de tiempo y donde realizamos diferentes actividades, como comer, ver la tele, trabajar… Por ello, debemos de limpiarlo a fondo.

Lo primero será vaciar los muebles y armarios y limpiarlos por dentro. Una vez hecho, elimina el polvo de todos los objetos y vuelve a colocarlos en su sitio.

Luego sigue por los textiles, como los sofás, butacas, alfombras… Deberás lavarlos a fondo, pues con el paso del tiempo estos acumulan ácaros y otro tipo de suciedades más complejas de eliminar. En algunas ocasiones, es complicado lavar a fondo una alfombra o un sofá, por lo que puedes conocer alguna empresa que se ocupe de esta tarea y solicitar un presupuesto de limpieza de textiles.

Limpia los pasillos y zonas comunes

A la limpieza de los pasillos se les suele dedicar más bien poco tiempo. Nos centramos en pasar la escoba, la fregona, limpiar algunos cuadros y poco más. Con el paso del tiempo estas zonas acumularán una gran cantidad de polvo y suciedad que es conveniente limpiar.

Para estas zonas, seguiremos el mismo procedimiento. Céntrate en cada uno de los armarios, saca todos los objetos y limpia a fondo. Luego limpialos todos y vuelve a meterlos.

Retira los diferentes cuadros, para una limpieza mucho más a fondo. Por último, recuerda finalizar con un barrido y fregado del suelo.

En definitiva, lo que diferencia una limpieza a fondo de una limpieza o rutina diaria o semanal de limpieza es el nivel de profundidad que llevamos a cabo. No podemos realizar una limpieza a fondo todas las semanas debido a que se tarda bastante tiempo en realizarlas. Además, nuestra vivienda no se ensucia lo suficiente como para llevarlas a cabo con tanta periodicidad. Por esto mismo, es recomendable realizar una limpieza a fondo cada 6 meses aproximadamente. También es muy recomendable llevarlas a cabo con viviendas que han estado cerradas durante al menos 2 meses, ya que la acumulación de polvo en estos casos es mucho mayor.

Una rutina de limpieza general a fondo suele conllevar el movimiento de objetos pesados o semipesados, como el frigorífico, armarios, muebles…

Por ello, es muy común y una buena idea contar con un equipo de limpieza que se pueda hacer cargo de este tipo de trabajo. Si tienes en mente realizar una limpieza a fondo de tu hogar o vivienda vacacional, puedes solicitar aquí un presupuesto de limpieza de vivienda a fondo.

Actualizado el