Las formas más sanas de cocinar

De cara al verano y una futura visita a la playa, solemos ponernos a dieta y empezar a concienciarnos de la importancia de comer sano.

La mayoría de alimentos que ingerimos durante el verano suelen ser crudos y frescos (como el gazpacho), no sólo por el calor sino, también, porque creemos que es lo más sano que podemos comer.

Sin embargo, existen muchas formas de cocinar que son sanas y nos permitirán comer con gran variedad.

1.Escaldar

Consiste en cocer un alimento en agua hirviendo durante un tiempo de entre 30 segundos y 4 minutos, para, después, pasarlo a agua fría o helada para cortar la cocción. Esta técnica permite que el alimento mantenga todas sus propiedades intactas.

Se suele usar para pelar con facilidad alimentos, limpiarlos o evitar cambios de color en las verduras cuando estas se van a congelar.

2.Horno

Cocer al horno consiste en cocinar un alimento en un entorno cerrado con calor seco, muy poca grasa, sin líquido y sin tapar. El horno se debe precalentar a la temperatura a la que queremos cocinar.

En el horno se pueden asar cualquier tipo de alimentos, aves, pescados, carnes, verduras… con muy poca cantidad de aceite.

También podemos cocinar alimentos rebozados con mucha menos cantidad de aceite.

Otra de las cosas que podemos hacer en el horno son postres como tartas o bizcochos.

3.Papillote

El papillote es una técnica de origen francés que consiste en envolver los alimentos en papel sulfurizado o papel de aluminio creando un paquete hermético en el que el vapor que se genera en su interior provoca su cocción.

Con esta técnica, los alimentos se cocinan conservando su mejor aroma y sabor.

Se utiliza con pescados, verduras y algunas carnes blandas.

4.Plancha

Con esta técnica se consigue cocer o dorar los alimentos o bien sin aceite o bien con muy poca cantidad.

Se puede hacer con una plancha o con una sarten normal Si no tenemos una plancha como tal, podemos usar una sartén normal.

5. Vacío

En una técnica de cocción consistente en envasar y empaquetar alimentos al vacío y sumergirlos en una cubeta de agua, donde se cuecen a temperatura baja (por debajo de los 100ºC) durante un tiempo prolongado.

6. Vapor

Cocinar los alimentos con vapor de agua sin que ésta llegue a tocarlos, en esto consiste la cocción al vapor.

Mantiene los nutrientes de los alimentos, más que si los hervimos en agua. Se suprimen las grasas y los alimentos quedan jugosos.

7.Wok

Esta sartén grande y de fondo redondeado, típica de Asia, se ha convertido en un básico de la cocina sana.

En él, los alimentos se saltean con mucho menos aceite y se van cocinando en su propio jugo.

Es importante que las piezas de los alimentos que se salteen en el wok tengan el mismo tamaño (o lo más similar posible) para que todas se hagan de la misma manera.

Actualizado el