La sostenibilidad en las ciudades

ciudades sostenibles

La superpoblación, el consumo desproporcionado, la carencia de recursos naturales como el agua y la energía, la contaminación y la desproporción social, entre otras causas, han dado el empuje necesario al nacimiento de las apodadas ciudades sostenibles, una consideración con el que poco a poco nos hemos ido habituando.

Como puedes imaginar, la finalidad no era otra que asegurar la responsabilidad de estas ciudades por la preocupación del medio ambiente y el bienestar de quienes las pueblan, personas y familias con hijos. Con la sucesiva salida de la población mundial hacia los grandes centros urbanos, muchos de éstos se han manifestado incapaces de llevar a cabo los recursos para agradar las obligaciones básicas de sus millones de habitantes. Era preciso, por tanto, proyectar unas indicaciones en la materia y poner a la práctica conclusiones en este aspecto.

Las ciudades representan un papel básico en la batalla contra el cambio climático: ellas pueden conducir la mudanza energética hacia un crecimiento bajo en carbono establecido en la eficiencia y las energías renovables.

Fundamentos básicos de una ciudad sostenible

  • Transporte: Impulsar el transporte y la movilidad urbana es tal vez una de las caras más evidentes que pueda tener una ciudad en integra sostenibilidad. El servicio de Taxi, en igual medida que la sociedad ha progresado y sigue mejorando. Por ejemplo; coger un taxi en la palma tiene una biografía documentada de cerca de V Siglos, desde las mulas de alquiler que trasladaban viajeros en el último tercio del siglo XVI bajo el gobierno de Felipe II.
  • Residuos: Una ciudad sostenible debe también atender de forma autoritaria el uso de sus residuos y sus mayores núcleos de contaminación. La disminución de CO2 y de otros gases nocivos para la capa de ozono es uno de los indicativos más característicos a la hora de considerar el compromiso medioambiental de una ciudad. Esto se consigue con la aplicación de energías renovables.
  • Energía: para perfeccionar el uso energético de las ciudades se debe pensar en su elaboración, en la distribución y consumo de esa energía y, nuevamente, en el transporte.
  • La ciudad como modelo de sostenibilidad: Es usual asociar la ciudad con el tráfico, la contaminación y la escasez de zonas verdes. No vamos a decir que la relación de conceptos sea incorrecta. Por desgracia, en la mayoría de nuestras ciudades la panorámica no es muy alentadora. No obstante, la ciudad es parte del resultado, solo hay que luchar por modificar algunas cosas.
  • Renovación urbana: Su objetivo es hacer frente a la obsolescencia urbana, Aminorando el consumo energético, suministrando a los barrios de áreas verdes y comunes y optimizando la sencillez de los hogares (estableciendo ascensores, entrada para minusválidos, etc.)

El desarrollo de una ciudad es una secuencia de modificaciones, una tras otra, de mayor o menor colisión y escala, pero siempre generando huella.

¿Qué te parece el proyecto de trabajar por unas ciudades más sostenibles, limpias y considerada con su entorno y sus ciudadanos? En cualquier caso, siempre es esencial disponer de la participación y las ganas de los habitantes, es decir, de todos nosotros.

Actualizado el