¿Por qué las infecciones afectan con mayor frecuencia a los niños?

Las enfermedades infecciosas acompañan al niño de forma habitual e inevitable durante la mayor parte de su infancia debido a la inmadurez de su sistema inmunitario, que es más sensible a los agentes infecciosos. Además suelen ser propensos a accidentes y heridas que pueden aumentar el riesgo de infecciones.

Causa de las infecciones

La mayoría son producidas por virus. Esto quiere decir que no precisan la toma de antibiótico para su resolución, sino únicamente medidas para ayudar al niño a superar el proceso y sus síntomas de la forma más cómoda posible.

Sí que, en ocasiones también los niños pueden sufrir infecciones de tipo bacterianas; en estos casos siempre será un médico el que recomiende el tratamiento con antibióticos.

¿Cómo se contagian?

  • Vía respiratoria
  • Vía fecal-oral
  • Por contacto directo
  • Sangre o saliva

Infecciones más frecuentes

Bronquiolitis: infección respiratoria aguda que afecta a niños menores de 2 años.

Conjuntivitis: inflamación de la conjuntiva, el tejido que cubre la parte blanca del ojo.

Enfermedad boca-mano-pie: patología benigna que provoca pequeñas ampollas en las palmas de las manos, la planta del pie y el interior de la boca, así como fiebre.

Faringoamigdalitis: infección de las amígdalas o anginas.

Gastroenteritis aguda: inflamación de la mucosa que recubre el estómago.

Gripe: infección aguda del tracto respiratorio superior que produce fiebre alta, dolores musculares y malestar general.

Lombrices (oxiuros): infección por un parásito que provoca picor alrededor del ano, sueño inquieto y despertares durante la noche.

Moluscos (Molluscum contagiosum): infección vírica que se manifiesta con la aparición de pequeñas lesiones o pápulas en la piel, agrupadas y por todo el cuerpo.

Mononucleosis infecciosa: enfermedad vírica caracterizada por un cuadro febril, con dolor de garganta y aumento del tamaño de los ganglios, sobre todo los del cuello. También se le denomina “enfermedad del beso”.

Tosferina: infección bacteriana que provoca fiebre leve y diarrea y sobre todo tos fuerte, que puede derivar en vómitos o episodios de asfixia.

Varicela: infección causada por el virus varicela zóster que se caracteriza por la aparición en la piel de granos rosas que producen intenso picor.

Plagiocefalia

La plagiocefalia es el resultado de la fusión (unión) unilateral prematura de las suturas coronal o lambdoidea. La sutura lambdoidea une al hueso occipital (hueso que sustenta a la cabeza sobre la columna vertebral) con los huesos parietales (huesos laterales superiores) del cráneo. La plagiocefalia es un trastorno caracterizado por la distorsión asimétrica (aplastamiento lateral) del cráneo. Es común encontrarla al nacer, y puede ser el resultado de una malformación cerebral, un ambiente intrauterino restrictivo, o de una tortícolis (espasmo o rigidez de los músculos del cuello).

La plagiocefalia es una alteración que se produce por el cierre prematuro de la sutura coronal, puede ser derecha o izquierda y en los casos bilaterales forma braquiocefalia. Existen varias teorías sobre la etiología, multifactorial, puede deberse a causas genéticas como algunos síndromes, las causas del cierre prematuro de suturas pueden ser por defectos de la base del cráneo o mesenquimatosas. La plagiocefalia y otras deformidades craneales son una alteración en el crecimiento de la cabeza del bebé puede deberse a presiones externas, la ternura del cráneo y su rápido crecimiento. Las deformidades craneales posicionales pueden producirse en el útero o durante los primeros meses de vida.

Actualizado el