El incremento de los incendios en el mundo

Tras los incendios que han asolado la Amazonía o el anterior incendio que destrozó un monumento tan famoso como la catedral de Notre Dame.

En España el número de incendios han aumentado de manera peligrosa este año. Tras los importantes incendios que sufrieron en Menorca o las Islas Canarias, el foco se pone, otra vez, sobre el gran riesgo de incendio que existe hoy en día, y no sólo por los incendios provocados.

Aumento de incendios

En Brasil se han dado un 83 por ciento más de incendios que en todo el año pasado. Esto se debe a los incendios de la Amazonía, propiciados por la temporada seca.

Esto se da tras dos años en los que se había conseguido reducir el número de incendios de esta zona. Brasil lidera el ránking de la región, seguido de Venezuela y Bolivia.

Los incendios en la región amazónica se deben a las quemas provocadas para la deforestación de un terreno a fin de convertirlo en área de pastoreo o para limpiar áreas ya deforestadas, generalmente en la temporada seca, que debe acabar dentro de dos meses.

Datos sobre los incendios

Se ha llegado a la conclusión de que las regiones susceptibles de ser arrasadas por el fuego se han duplicado en los últimos 36 años (sobre todo en las sabanas), y la temporada de incendios cada vez es más larga en una cuarta parte de las tierras cubiertas de vegetación. Actualmente, se calcula que arden cada año 350 millones de hectáreas, lo que equivale más o menos a la superficie de la India.

Los incendios amplifican el cambio climático: el humo y la descongelación del permafrost (capa de hielo permanente) incrementan los niveles de CO2 en la atmósfera, lo que contribuye a elevar la temperatura y, por consiguiente, el peligro de incendios.

Causas de los incendios en la Amazonía

El cultivo de soja y la ganadería

Brasil es el principal exportador de carne vacuna del mundo. Para poder hacer frente a toda la demanda, requieren de más espacio y recursos para el ganado.

Como consecuencia, se generó más deforestación con el fin de cultivar más soja para exportación. Lo peor de esto es que, desde el Gobierno, se incentiva esta deforestación de cada vez más terreno del Amazonas.

La deforestación y la industria de la madera

Cuando se talan árboles se alteran los ciclos hídricos naturales, llueve menos y el suelo es más seco. Además, las ramas y las hojas que quedan tras de la tala hacen de combustible para las llamas.

Las maderas de alto valor (caoba o ipé) son productos que tienen gran demanda en los mercados europeos, lo que alimenta el fraude y la corrupción.

El debilitamiento de las políticas medioambientales

El gobierno del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, incentivó la agresiva expansión de la industria en la selva amazónica.

El relajamiento de las políticas medioambientales favorecen las causas de los incendios en el Amazonas, las talas, y otras amenazas. Desde que comenzó su mandato, el presidente Bolsonaro redujo los fondos para la agencia encargada de vigilar el cumplimiento de las políticas de conservación de esta región.

Actualizado el