Fotografía en los deportes

Algunas de las mejores fotografías del mundo están relacionadas con el mundo del deporte. El poder inmortalizar ese segundo en el que un gimnasta se agarra a los aros o un futbolista ejecuta un cabezazo es muy complicado, pero tiene un resultado increíble.

Si quieres ser fotógrafo deportivo, sigue estos consejos.

Trípode

También llamada Social Ads y permite llegar a más posibles clientes en todo el mundo. Se podrían considerar como plataformas internas de las RRSS que, a través de un pago previo por ellas, buscan la atención de diferentes usuarios y así conseguir objetivos de ventas.

Velocidad y fluidez

Los deportes son rápidos y, si no estás atento, te puedes perder algo importante. También es importante que vayas cambiando de sitio para coger diferentes perspectivas. La anticipación también es muy importante para anticiparse a lo que va a pasar y sacar el mejor material.

Ráfaga

En deportes de velocidad (motos, coches, ciclismo…) la ráfaga va a ser tu mejor aliado. El movimiento se sucede en milésimas de segundo y es imposible realizar tantas fotografías seguidas. Así la ráfaga nos dará mucho material para después trabajar con él.

Conoce tu deporte

Para poder anticiparse a lo que va a pasar es necesario que conozcas muy bien el deporte que vas a fotografiar y que sepas qué va a hacer el deportista. Cada deporte tiene sus características y tendrás que adaptarte a ellas.

El mejor equipo

Obviamente a todos nos gustaría tener la mejor cámara del mundo pero es probable que no podamos permitírnosla. Por ello, ponte un presupuesto y busca el mejor equipo para él. Pregunta a profesionales y déjate aconsejar por gente que fotografíe.

Un buen objetivo

El objetivo es la parte más importante en este tipo de fotografía ya que, seguramente, estarás a bastante distancia de aquello que quieres fotografiar. Necesitarás diversos objetivos para cada caso, infórmate de cuál es el mejor para cada ocasión.

Céntrate en la acción

Cuanto más amplia sea la apertura, menor será la profundidad que podrás enfocar. Desenfoca los fondos concurridos e intenta utilizar el objetivo en la mayor longitud focal durante el máximo tiempo que puedas. Lo importante es la acción, así que olvídate del fondo.

Ponte al sol

Los mejores días son los luminosos y nublados ya que la iluminación es uniforme y no hay que ajustar el enfoque continuamente. Si vas a fotografiar en día soleado, colócate en la parte del sol y céntrate en la zona de sombra.

Fíjate en la silueta

Para conseguir un enfoque de silueta reduce el valor ISO, aumenta la velocidad de obturación y cierra la apertura Además, necesitarás un fondo claro.

El desenfoque

Alguna gente se obsesiona con la imagen congelada pero resaltar el desenfoque puede dar el toque extra de velocidad necesario. Tampoco te pases con el desenfoque o no se sabrá qué está pasando en la imagen.

Especialmente en deportes con movimientos es bueno hacer un desplazamiento lateral para ver todo el contexto.

Actualizado el