Estilo y belleza tras el verano

Tras el verano, nuestro pelo y nuestra piel es posible que haya perdido algo de salud. Los excesos de las fechas afectan a todo nuestro cuerpo.

El sol, el agua, el cloro o la mala alimentación son los principales enemigos de la piel y el pelo durante la época estival. El sol es el principal factor desencadenante del ochenta por ciento del envejecimiento de la piel y el fotoenvejecimiento de la piel y el pelo.

La importancia de la hidratación

El sol reseca mucho la piel por lo que es muy importante hidratarse mucho. Sin embargo, la hidratación no es sólo importante una vez ha pasado el verano, sino también durante él, para no llegar a desarrollar ningún problema.

Es importante que, durante la exposición al sol, nos hidratemos bien antes y después ya que se va a reponer más la piel.

Pero la hidratación no viene sólo de beber agua o tomar muchos líquidos (recuerda que hay que beber, como mínimo, dos litros de agua al día).También es importante usar algún sérum especial y crema hidratante unas cuantas veces al día, para que la piel recupere toda su salud.

Si usas maquillaje, es importante que lo retires totalmente, sino, impide que la piel se repare del todo.

Volver a una alimentación saludable

El verano es una época del año en la que descuidamos la alimentación, los helados, la comida rápida o los menús de los hoteles se convierten en los protagonistas de nuestra dieta, y nuestra piel resulta muy perjudicada.

Tras el verano, es importante que nuestra piel recupere las vitaminas A, B y C ya que regeneran la piel. Las frutas y verduras que tengan hoja verde nos proporcionan un gran aporte de estas vitaminas y mejorarán la salud de nuestra piel desde el interior.

Eliminar las manchas de la piel

Está claro que lo mejor del verano es el tono moreno de la piel tras horas de exposición al sol. Está claro que el sol puede llegar a ser perjudicial pero, si lo tomamos con seguridad no habrá problemas.

Podemos acudir a que nos hagan un peeling despigmentante que reste color a la piel y, sobre todo, nos quite las manchas que hayan podido salir.

Exóliate

Nuestra piel muda cada 21 días. Si este cambio no se da de forma correcta se da una acumulación de células muertas en la parte superficial de la piel. Por esto, es importante exfoliarse una vez a la semana, así ayudamos a nuestra piel a mudar, respirar y tener un aspecto más saludable.

Al contrario de lo que la gente puede llegar a pensar, exfoliarnos no hace que se vaya el moreno. Es más bien lo contrario ya que conseguiremos que nuestra piel esté más bonita.

Cuida tu pelo

Es importante ir cambiando de champú ya que nuestro cuero cabelludo se acostumbra y los champús no hacen el mismo efecto.

Además, cortar el pelo también es muy bueno ya que saneamos las puntas y, además, conseguiremos un estilo nuevo de cara al invierno.

Actualizado el