Las enfermedades neurodegenerativas más frecuentes

Las enfermedades neurodegenerativas afectan a varias actividades que el cuerpo realiza, como el equilibrio, movimiento, hablar, respirar... Algunas de ellas comparten algún tipo de síntoma como la anosognosia, o la situación patológica referida a los pacientes con problemas neurológicos (cognitivos) que no tienen percepción de sus déficits funcionales neurológicos.

Enfermedades neurodegenerativas

Las enfermedades neurodegenerativas no tienen cura y debilitan a la persona progresivamente. Esto provoca problemas con el movimiento (ataxias) o con el funcionamiento mental (demencias).

Las demencias son las causantes de la mayor carga de la enfermedad, en la que la enfermedad de Alzheimer representa aproximadamente el 60-70 % de los casos.

Las enfermedades neurodegenerativas más frecuentes

Enfermedad de Alzheimer

La demencia es un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias. Comienza lentamente afectan a aspectos como el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Lo más llamativo de esta enfermedad al comienzo (y lo que da la señal de alarma) es la incapacidad del enfermo de recordar cosas que han sucedido hace poco o nombre de personas muy cercanas.

Con el tiempo, los síntomas del Alzheimer empeoran. Pueden comenzar por no recordar cómo hablar y terminar sin poder hacer actividades básicas como ir al servicio o vestirse.. Más adelante, pueden volverse ansiosos o agresivos y, finalmente, necesitan cuidados totales.

Esclerosis lateral amiotrófica

También conocida por sus siglas, ELA, es una enfermedad del sistema nervioso que ataca a las células nerviosas (neuronas) que están en el cerebro y la médula espinal. Estas neuronas transmiten mensajes desde el cerebro y la médula espinal hacia los músculos voluntarios,como los que controlan las extremidades. Al principio, causa problemas musculares leves, como dificultades para escribir o correr. Poco a poco, la persona va perdiendo fuerza y llega a ser incapaz de moverse. Una vez que fallan los músculos del pecho, no pueden respirar, provocándoles la muerte, finalmente, por insuficiencia respiratoria.

Ataxia de Friedreich

La ataxia de Freidreich es una enfermedad hereditaria que daña el sistema nervioso. Afecta la médula espinal y los nervios que controlan los movimientos de los músculos de los brazos y las piernas. Los síntomas suelen comenzar entre los cinco y los 15 años. El principal síntoma es la ataxia, que significa dificultad para coordinar los movimientos.

También tiene otros síntomas, que comparte con las anteriores, como las dificultades para caminar o hablar. Una de los síntomas más característicos es que la columna del enfermo se va curvando hacia un lado.

Enfermedad de Huntington

La enfermedad de Huntington es una enfermedad hereditaria que provoca el desgaste de algunas células nerviosas del cerebro. Las personas nacen con el gen defectuoso pero los síntomas no aparecen hasta después de los 30 o 40 años. Los síntomas iniciales de esta enfermedad pueden incluir movimientos descontrolados, torpeza y problemas de equilibrio. Más adelante, puede impedir caminar, hablar y tragar.

Si uno de los progenitores tiene esta enfermedad, los descendientes tienen un cincuenta por ciento de posibilidades de tenerla.

Demencia con cuerpos de Lewy

La demencia con cuerpos de Lewy es una de las causas más comunes de demencia en personas mayores. Demencia es la pérdida de funciones mentales lo suficientemente severa para afectar su vida diaria y sus actividades, como puede ser pérdidas de memoria, percepción visual o solución de problemas.

Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un tipo de trastorno del movimiento. Ocurre cuando las células nerviosas (neuronas) no producen suficiente cantidad de una sustancia química importante en el cerebro conocida como dopamina. Algunos casos son genéticos pero la mayoría no parece darse entre miembros de una misma familia.

Los síntomas comienzan lentamente, en general, en un lado del cuerpo y luego pasan a ambos lados.Lo más característico de esta enfermedad es el temblor localizado en manos, mandíbula o cara.

Atrofia muscular espinal

La atrofia muscular espinal (AME) es una enfermedad genética que ataca las células nerviosas llamadas neuronas motoras que se encuentran en la médula espinal. Estas neuronas se comunican con los músculos voluntarios, es decir, aquellos que usted puede controlar, como los de los brazos y las piernas. A medida que los músculos pierden neuronas, se debilitan. Eso puede afectar su capacidad para caminar, gatear, respirar, tragar y controlar la cabeza y el cuello.

Actualizado el