El acero, un material perfecto para construir y decorar

Es cierto que el acero ha sido un gran protagonista en el mundo de la construcción ya que se ha usado desde hace años. Sin embargo, hoy en día se usa también como material decorativo dentro del denominado estilo industrial de decoración.

El acero en la construcción

Se podría afirmar que la importancia del acero en la construcción comenzó con la Exposición Universal de París del año 1889. Esa misma ciudad posee la obra más representativa de este material en la construcción en la Torre Eiffel. Ésta dió el pistoletazo de salida del uso del acero y, a partir de ese momento, se pudieron ver grandes edificios construidos con acero.

En 1935, en Italia se prohibió el uso del hierro por lo que se empezó a utilizar el hormigón armados. Sin embargo, en la actualidad en acero inoxidable debido a su duración y resistencia al paso del tiempo se ha convertido en el protagonista principal de las estructuras de los edificios.

El acero en la decoración

Como hemos comentado, el acero es el protagonista principal del estilo industrial, el cual se caracteriza por el uso de materiales propios de la Industrialización.

Esta técnica se ha puesto de moda en los últimos años siendo sus materiales protagonistas el acero, el hierro o la madera. El hecho de que haya tantos materiales diferentes que actúen como protagonistas de este estilo hace que, en ocasiones, sea difícil combinarlos.

El metal y el acero son fácilmente combinables y los podemos encontrar en escaleras, muebles como sillones o mesas, objetos decorativos o estructuras internas de la vivienda.

El hecho de que este tipo de materiales suelan tener un color muy oscuro hace que este estilo de decoración pueda quedar un poco “frío”. Para evitar esto, podemos combinarlo con materiales y colores más cálidos en alfombras, mantas, cojines o sábanas.

Actualizado el