Consejos para hacer una mudanza fácil y organizada

EStá claro que mudarse es algo que puede conllevar mucho estrés. Sin embargo, siguiendo una serie de consejos, podemos llevar a cabo una mudanza tranquila y controlada.

La limpieza, antes de la mudanza, no después

En una casa se acumulan muchas cosas que no son necesarias pero las vamos dejando, simplemente, por no tirarlas. Tener que cambiarse de casa y hacer una mudanza es una oportunidad perfecta para que te quedes sólo con lo que realmente necesitas.

Carpeta de mudanza

Un cambio de casa conlleva muchos documentos y papeles importantes. Si, además, contratas a una empresa de mudanza, más. Por ello, guárdalos todos en una carpeta para tenerlos controlados y ordenados.

Kit de empaquetar

Haz un kit con aquellas cosas que necesites para empaquetar cajas, cinta, tijeras, papel… Así lo tendrás todo a mano y ahorrarás tiempo.

Cada cuarto con un color

Asigna un color a cada habitación de la casa y pon etiquetas de ese color en las cajas que hagas con las cosas de ese cuarto. Así podrás desempaquetar las cosas más rápido ya que sabrás dónde va cada cosa.

Usa fundas de ropa

Si tienes fundas para trajes o abrigos, úsalas para llevar la ropa colgada. Llévalas en el coche y cuélgalas directamente.

Cajas pequeñas para libros

No guardes libros en cajas grandes. Acumulan mucho peso y pueden romperse. Es mejor que los guardes en cajas pequeñas, que serán más fáciles de mover.

Envuelve los objetos frágiles en sábanas o toallas

Si no quieres gastar dinero en papel de burbujas, usa las sábanas o toallas para cubrir los objetos que puedan romperse. Así, además, transportarás dos cosas a la vez.

Maleta del primer día

Para que puedas pasar, por lo menos, un día tranquilo nada más llegar a la nueva casa, prepara una maleta con aquello que vas a necesitar ese día.

Las cosas pequeñas, en bolsas de bocadillo

Hay muchas cosas pequeñas que se pueden perder durante una mudanza. Para tenerlas controladas, guárdalas en las típicas bolsas de vacío para bocadillos.

Etiqueta los cables

Seguramente tendrás muchos aparatos en casa con miles de cables diferentes. Para que luego no tengas que jugar a los acertijos a ver dónde va cada uno, eiquétalos y guárdalos en una bolsa pegada al aparato en cuestión.

Cubre el suelo

Si vas a llevarte también los muebles, cubre el piso con plásticos o cartones para que no se ralle. Tanto el de la vieja casa, como el de la nueva.

Las cosas importantes, en el coche

Aquellas cosas de más valor o más importantes, como joyas o la maleta del primer día llévalas en tu propio coche.

Actualizado el