Con un buen kit de herramientas todos podemos ser mecánicos

asdasd

Que vienen tiempos de cambio, es algo indiscutible. Estamos viviendo el mayor momento de incertidumbre de la historia moderna, y nadie a ciencia cierta sabe lo que viene.

Podemos analizar la situación actual, y cómo estamos ahora para sacar conclusiones.

Una de las cosas que nos han llamado la atención es la cantidad de mecánicos aficionados que han comenzado a prescindir de sus talleres habituales, ponerse el mono de trabajo y montarse sus pequeños talleres en casa. 

Y es que actualmente gracias a la digitalización y a la posibilidad de encontrar prácticamente cualquier cosa en Internet, una persona normal que no haya tenido apenas contacto con el sector, o que incluso no haya estudiado mecánica puede ver unos cuantos vídeos de youtube, y hacerse con un set de llaves de vaso como las que ofrecen en https://llavesdevaso.com.es y convertirse en mecánico de la noche a la mañana.

Bueno, quizá de la noche a la mañana no, pero con relativa facilidad, una facilidad que nunca hubieran tenido nuestros abuelos.

Cuando alguien se plantea montar un taller en casa para hacer sus arreglos caseros, e incluso poder hacer pequeñas reparaciones en su coche o moto, tiene que plantearse varios factores. El primero y más obvio es si va a emocionarle dedicar muchas horas al aprendizaje de la materia, y luego a su puesta en práctica. Esto, aunque pueda parecer obvio, lo cierto es que no lo es tanto, y muchos mecánicos aficionados se lanzan a la piscina solo pensando en el dinero que se van a ahorrar cada año en sus puntuales visitas al taller, pero descuidan o dejan de tener en cuenta algunos puntos que consideramos importantes:

-Ok, aunque vas a ahorrarte la mano de obra, hay algo más que estás pagando, y es el conocimiento de los mecánicos tanto en saber diagnosticar qué le ocurre a tu vehículo con un par de vistazos, y su manejo de las diferentes herramientas, bien sean gatos hidráulicos, llaves de vaso o tornillos antirrobo.

-Piensa que el tiempo también es dinero, y el coste de oportunidad que estás invirtiendo al aprender todo lo necesario para poder ser tu propio mecánico, es importante, y es tiempo que podrías dedicar a otras cosas como ganar más dinero o qué se yo… aprender a hacer macramé…

-Aunque te guste hacerlo, no todo el mundo sabe coger un maletín de llaves de vaso, enfundarse un mono grasiento y arreglar lo que se le ponga por delante. Esto significa que a pesar de tu buena voluntad es muy posible que sobre todo al principio acabes igualmente en el taller intentando que averigüen qué es lo que pasa, o en el peor de los casos, arreglando algún desaguisado que hayas montado en tu incursión en el mundo de la mecánica y la automoción.

-El gasto energético. Y es que, aunque parezca una chorrada, tener un taller en casa tiene un gasto añadido. El más obvio, que es el de la luz, ya que a no ser que tengas un garaje abierto a la calle, seguramente estés en algún lugar donde no entre la luz solar y vas a necesitar apoyo lumínico, pero también el gasto energético que van a provocar las herramientas que conectes en los diferentes enchufes.

 

Conclusión: Plantéate si merece la pena jugar a ser mecánico, o si conviene mejor seguir haciendo la revisión anual en tu taller de confianza. 

 

Actualizado el