Cómo tratar a una persona mayor con síndrome de Diógenes

sgs

Un cierto nivel de desorden es común en nuestra vida. Todos tenemos en algún lugar de nuestro hogar una zona más bien desordenada donde acumulamos cierta cantidad de objetos. Esto puede ser un garaje, una habitación, un cobertizo, un armario…

Con el paso del tiempo hacemos limpieza y nos vamos deshaciendo de este tipo de pertenencias porque no aportan ningún tipo de valor a nuestra vida, sin embargo, existen algunas personas que son incapaces de deshacerse de todo ese desorden. La razón principal de ello es que piensan que esos objetos aún poseen cierto valor y que en algún momento de su vida les servirán para algo.

Esto, que parece inofensivo, puede suponer el comienzo y desarrollo de un apego emocional a los objetos. Cuando esto sucede, la acumulación de trastos se vuelve una obsesión, llegando a afectar al nivel de calidad de vida de la persona que lo sufre.

Cómo nace el síndrome de Diógenes

La razón principal de la acumulación es el apego emocional a los objetos que posee. Esto se debe, como ya hemos comentado, a que el afectado siente que los necesitará en algún momento de su vida, por lo que no se deshace de ellos. Podemos estar hablando de objetos como periódicos viejos que encuentra en la calle, latas de conserva, basura sin más…

El desencadenante de este afecto emocional a objetos que carecen de valor suele ser un evento trágico o que traumatizante para el acumulador. Podemos hablar del fallecimiento de un ser querido, la jubilación, la falta de contacto con familiares… Es importante destacar, que el acaparamiento compulsivo fue reconocido como un diagnóstico médico separado en 2013 y se cree que afecta en mayor o menor medida al 3% de la población.

Cómo ayudar a una persona mayor con síndrome de Diógenes

  • Sé sensible: si crees que un miembro de tu familia tiene un trastorno acumulativo, debes ser muy sensible a cómo te comunicas con él. Trata de hablar con él acerca de sus problemas y preocupaciones, ya que es el problema principal de la acumulación.
  • Trata de buscar ayuda médica: si es posible, intenta contactar con un médico de confianza, aunque esto no será tarea fácil, ya que los acaparadores no admiten con facilidad que tienen un problema. Es probable que lo deriven a un curso de terapia cognitiva conductual (TCC), esto es una terapia de conversación que ayuda a las personas a manejar sus problemas cambiando su forma de pensar y comportarse.
  • Controla la ansiedad: es importante controlar la ansiedad del acaparador. Para ello, es necesario brindarles apoyo emocional. Con el tiempo, deberán ser capaces de empezar a deshacerse por ellos mismos de los objetos.
  • Recuerda ser empático. lo que para ti es basura, para el acumulador es un tesoro muy preciado. Trata de entenderlo para así poder tratar mejor la enfermedad. Poco a poco, busca hablar de los riesgos y beneficios de tener la casa desordenada, poniendo énfasis en la poca utilidad que a largo plazo supone tener la casa llena de trastos.

Todos estos puntos son un excelente punto de partida para ayudar a una persona con síndrome de Diógenes. Sin embargo, es bastante común que el afectado se encuentre en un punto mucho más avanzado.

Es bastante probable que el afectado tenga la casa llena de objetos sin valor, sin ningún tipo de control y afectando seriamente el nivel de salubridad de la vivienda. Para estos casos, lo más recomendable es buscar tanto ayuda médica como una empresa de limpieza, vaciado y desinfección por síndrome de Diógenes.

En este punto, la vivienda es muy probable que necesite de atención especializada, por lo que es buena idea consultar un presupuesto de limpieza de síndrome de Diógenes lo antes posible, para así tratar de solucionar el problema cuanto antes.

Actualizado el