¿Cómo llevar a cabo una mudanza internacional?

awdasd

Mudarse significa siempre un cambio de vida, más aún cuando se trata de cambiar de país. Las circunstancias que acompañan a una mudanza internacional pueden llegar a ser inquietantes porque hay muchos detalles que contemplar. Pero si los pasos para este cambio se realizan de forma ordenada y profesional, podrás disfrutar de una nueva vida placentera y agradable. Déjate llevar de la mano de una empresa experta en mudanzas internacionales y todo será mucho más fácil en tu nueva aventura.

Sin duda, la organización y la planificación se convertirán en las herramientas más efectivas para el éxito de un traslado internacional.

Una mudanza a otro país es sinónimo de grandes cambios (profesionales, familiares, amistades, entorno personal, etc.). Se trata de empezar de cero en un nuevo entorno inmersos en otra cultura, puede que en otro idioma. En fin, un panorama diferente al que adaptarse. No obstante, nuestra primera recomendación es que afrontes este cambio con optimismo, pues puede convertirse en una aventura inolvidable para ti y tu familia.

De momento te presentamos, de la mano de Gil Stauffer, una empresa que ha realizado miles de mudanzas internacionales, algunos consejos que seguro te serán de gran ayuda:

Recomendaciones para mudarnos a otro país:

Solicita tu presupuesto de mudanza internacional con la mayor antelación posible:

La gestión del tiempo es muy importante a la hora de realizar mudanzas internacionales, pues normalmente intervienen en el proceso aduanas, puertos, navieras y otros agentes, así que cuanto antes tengas todos los detalles recogidos en tu contrato, más fácil será el proceso.

Selecciona los artículos a transportar para determinar el presupuesto:

Es importante señalar que las operaciones internacionales pueden tener un precio más elevado que las mudanzas locales o nacionales. Esto se debe a que normalmente las distancias son mucho mayores y hay que abonar impuestos y gastos de terceros que son ineludibles. Por eso, piensa bien qué muebles y enseres quieres transportar y comunícaselo a la empresa de mudanzas cuando lo tengas claro para que puedan confeccionar el presupuesto lo más ajustado posible. Lo mejor es que realices una lista con el valor de cada objeto, pues así te servirá como inventario tanto para tu propio control, como para las gestiones de aduanas y para el seguro de la mudanza.

También es importante asegurar los artículos a transportar, por lo que el presupuesto debe incluir un seguro de transporte con la cobertura necesaria. Si optas por alquilar el servicio de embalarlo por cuenta propia, hay que tener en cuenta que normalmente esto figurará en el contrato y exonerará de responsabilidad a la empresa que gestiona la mudanza.

Enumera los artículos transportados en detalle

El proceso de embalaje es fundamental, tanto porque debe ser realizado en condiciones especiales para el transporte internacional, como porque es necesario realizar un registro detallado de todas las mercancías que ingresan al nuevo país/región, incluyendo el dinero, ya que las autoridades aduaneras requerirán esta información en el puerto que ingresa al nuevo destino.

El manifiesto de carga debe mencionar los artículos que viajan en el equipaje de la persona, así como los artículos que llegarán varias semanas después en los servicios de transporte o carga internacional.

Transporta lo imprescindible en maletas

Teniendo en cuenta que los artículos que viajan en la mudanza podrían entregarse en dos o tres meses (dependiendo del destino y las circunstancias de cada envío), la idea es que prepares un equipaje con todo lo que puedas necesitar en la primera etapa.

Es recomendable transportar los siguientes artículos en el equipaje:

  1. Bolso de mano:
    • Documentos personales y objetos valiosos (joyas, fotos, etc.).
    • Artículos domésticos de uso personal diario.
    • Pequeños dispositivos electrónicos personales (reproductores de música digital, tabletas electrónicas, cargadores para estos dispositivos y teléfonos móviles, cámaras o videocámaras, etc.).
    • Neceser de aseo personal con la cantidad de líquidos permitida: Envases individuales de 100ml. que no sobrepasen 1 litro en total y que vayan dentro de una bolsa de plástico transparente con sistema de apertura/cierre (Sólo una bolsa por persona, incluido niños).
  2. Maleta:
    • Ropa y calzado para las primeras semanas.
    • Neceser de aseo con todos los productos que vayamos a necesitar en destino.

Revisa las restricciones de equipaje de la empresa de transporte.

Cada aerolínea tiene reglas sobre el peso máximo permitido por persona. Se recomienda consultar con antelación la normativa de la aerolínea seleccionada para planificar la organización del equipaje.

Por lo general, como equipaje de mano, se permite una maleta de no más de 40 cm x 50 cm, un ordenador portátil y una mascota pequeña en su canasta de transporte.

Las regulaciones aduaneras restringen, por motivos de seguridad, el transporte de ciertos artículos en el equipaje. Los más comunes son: drogas, artículos inflamables, armas, comida, materiales biológicos y plantas.

Infórmate sobre las regulaciones en el país de destino.

Cada país tiene su propia normativa respecto a lo que se permite en su territorio. Es conveniente estar al tanto de lo que se puede y lo que no se puede llevar.

Las regulaciones internacionales incluyen restricciones a la entrada de animales de compañía. Si viajas con mascotas, consulta los detalles para su traslado.

Y si tienes cualquier duda sobre cualquier tipo de norma, consulta con la empresa de mudanzas que has contratado.

Disfruta del cambio

Mudarse internacionalmente puede generar cierta presión, pero también puede aportar novedades y vivencias muy especiales. Por tanto, lo mejor es anteponer el positivismo y la ilusión para que el proceso se desarrolle en un perfecto equilibrio.

Y para que puedas organizarte mejor, te dejamos aquí más consejos para mudanzas internacionales. Seguro que te serán de utilidad.

Dile adiós a tu país con gratitud y acepta el primer paso a una nueva vida con alegría y espíritu aventurero.

Actualizado el