Cómo hacer la compra de forma ecológica

compra

En España en 2018 se concentró el 7,6% de la producción mundial de plástico y su mayor parte fueron para productos de un solo uso, como los que nos encontramos diariamente en el supermercado, ya sea en las bolsas de la compra o los envases de la comida. En un mundo cada vez más concienciado con la cura del medio ambiente ¿Qué podemos hacer nosotros para comprar de manera ecológica? A continuación os damos 3 tips fáciles para comprar de manera mucho más responsable con la huella ecológica, e incluso ahorrando dinero.

  1. Evitar productos empaquetados en exceso

    Cuando vamos a hacer la compra al supermercado, nos encontramos una gran cantidad de productos con un empaquetado excesivo e innecesario. La fruta y las verduras nos las encontramos en bandejas o envueltas en plástico y la bollería la compramos en una gran bolsa de plástico que contiene varias unidades de dicho producto dentro, cada uno envuelto con su propia bolsa de plástico.

    Evitar el consumo excesivo de plásticos es muy sencillo y a la larga sale mucho más económico: Compra bolsas reciclables o reutilizables y opta por las compras a granel, hay multitud de comercios que venden los productos al peso, respetando el medio ambiente y ayudándote a comprar la cantidad exacta que necesitas, evitando desperdicios.

  2. Evita los envases contaminantes

    El plástico es un material muy contaminante para el planeta, especialmente los fabricados con poliestireno y con polietileno. En los supermercados sigue siendo usual que al comprar carne te la envuelvan en una bandeja compuesta por dichos materiales o en un envoltorio plástico. Opta por llevar tus propios envases reutilizables o biodegradables, como el papel kraft, para evitar consumir plástico contaminante en exceso.


  3. Despídete de las bolsas de plástico

    Aún podemos ver una gran cantidad de esas bolsas típicas blancas de plástico que te dan por unos pocos céntimos en cualquier tienda y que una vez has dejado la compra en casa, ya no se reutilizan y van a la basura, posteriormente al mar y ya son 8 toneladas de plásticos las que acaban en nuestros mares y océanos cada año.

    Para contribuir a evitar que esto siga aumentando la huella ecológica, hay tres opciones: Llevar el número de bolsas de tela que crees que necesitarás para guardar toda tu compra, llevar bolsas de papel kraft como opción 100% reciclable y biodegradable o bolsas elaboradas con almidones de plantas, las cuales son biodegradables. Las tres opciones anteriores no solo te ayudan a contribuir con el medio ambiente, también son bolsas mucho más resistentes que las de plástico y reutilizables, por lo que las puedes utilizar en más de una ocasión sin tener que comprar bolsas cada vez que vayas a hacer la compra.

Siguiendo estos tres sencillos pasos ayudaras a acabar con la huella ecológica respetando el medio ambiente. Si quieres ir un paso más allá, ¡aquí van unos bonus! Apuesta por la comida orgánica y ecológica y apoya al comercio de proximidad, son los que te darán productos de más sanos al tener una cadena de distribución más corta.

Actualizado el