Como elegir un buen estudio de tatuajes

Una de las decisiones más importantes a la hora de hacerse un tatuaje es elegir el estudio de tatuajes donde realizarlo. Puede que el diseño de tu tatuaje esté decidido pero, una mala elección en cuanto al tatuador o el estudio puede convertir un sueño en una pesadilla. Veamos una serie de consejos sobre cómo elegir un buen estudio de tatuajes.

  • Elegir al tatuador

    Hay gente que se hace un tatuaje por capricho o, incluso, por una apuesta. Esto les lleva a entrar en el primer estudio que ven y no pensar mucho. Un tatuaje es un elemento artístico que hay que hacerse con un artista. Como en todos los trabajos, hay quien se desempeña mejor o peor. Al tratarse de algo para toda la vida, te aconsejamos que te decantes por los mejores para llevar a cabo este trabajo.

  • Tómate tu tiempo

    Una vez que has elegido el diseño y el lugar de tu tatuaje, la emoción empieza a ser casi incontrolable y quieres hacerlo ya. Sin embargo, debes tomar la elección del tatuador y el estudio con calma y relajación. Los nervios pueden hacer que elijas mal o no tan bien como deberías

  • Visita varios estudios

    Al comprar un coche o un móvil, no compras el primero que ves. Miras varios modelos, comparas, pides consejo… En este sentido es igual, visita varios estudios para ver cuál te conviene más. Al visitarlos mira cómo te atienden, si te ayudan nada más entrar, cómo tratan al cliente...

  • Diferentes estudios diferentes estilos

    Cada tatuador y cada estudio tienen estilos diferentes. Igual que vas a comprar ropa de deporte a una tienda de deportes o un vestido de novia a una tienda de vestidos, para hacerte un tatuaje de un estilo concreto, ve a un estudio de ese estilo. Si no te gusta el estilo de la tienda desde el exterior, no pierdas tu tiempo en salir a buscar otra.

  • Examinar el trabajo

    En un mismo estudio pueden trabajar varios tatuadores. Una vez que has elegido el sitio, pide ver los books de los diferentes tatuadores y escoje al que más coincida con tu estilo. Fíjate bien en las líneas, deben ser lisas, no irregulares o inestables. Los colores deben ser brillantes y que rellenen todo el espacio, sin dejar sitios en blanco.

  • Limpieza del estudio

    Es algo que salta a la vista nada más entrar. Piensa que en un tatuaje hay sangre y agujas, por lo que puede llegar a haber infecciones. Si el estudio no está limpio, puede que los materiales tampoco lo estén.

  • Escucha a tus amigos

    Tus amigos pueden ser un gran recurso de información para ti. Si han tenido una buena experiencia, es probable que te recomienden a su artista. Y si han tenido una mala experiencia, lo más lógico es que te aconsejen para que no cometas el mismo error.

Actualizado el