¿Cómo elegir la mejor pala de pádel?

Pala de pádel

Si eres principiante en el mundo del pádel, puede que el momento de decisión sobre qué pala comprar se convierta en una montaña imposible de subir. Elegir la pala adecuada proporciona comodidad y confianza.

El peso, la goma o el tipo de fibra son algunos de los aspectos a considerar.

Nivel de juego

Seguramente sea lo que más determine qué pala comprar. Hay que tener en cuenta, antes de nada, que en el mundo del pádel, más caro no implica mejor.

Las palas de pádel más caras suelen ser para jugadores con una técnica depurada que requieren palas que puedan exprimir al máximo, no algo que le ayude a que la bola llegue al otro lado.

Principiantes

Hay que elegir palas cómodas y que nos ayuden a devolver la pelota. Deberá ser una pala que transmita seguridad y, como hemos dicho, no es necesario que su precio sea elevado.

Jugador avanzado

Las palas para este tipo de jugadores se caracterizan, ante todo, por dar mayor potencia. Por el contrario, su punto dulce es mucho menor por lo que, si se golpea la bola fuera del centro de la pala, se queda muerta.

Material

La goma y el tipo de fibras en las caras determinarán la dureza de la pala. Se pueden distinguir, en general, dos tipos de goma, la EV y el foam o polietileno. En el caso de la goma EVA tenemos un tacto medio/duro que aumenta de dureza si aumenta la densidad de la goma. El foam, por el contrario, es más blando.

En cuanto a la fibra, podemos encontrar fibra de carbono (más dureza y durabilidad) o fibra de vidrio (más blando y menos durabilidad).

Si eres principiante es mejor una pala más blanda, y una más dura si eres avanzado.

Forma

Existen tres tipos de pala en relación a su forma: redonda, híbrida o diamante (o lágrima).

Si estás empezando en el pádel, lo mejor será una pala redonda, con mayor punto dulce. Si ya eres avanzado elegir una diamante es algo a tener en cuenta, ya que nos dará más potencia, aunque su punto dulce es menor.

Balance

Esto consiste en la distribución del peso por la pala. Existen tres tipos:

  • Balance alto: más potencia y menos manejabilidad.
  • Balance medio: potencia y manejabilidad intermedia.
  • Balance bajo: menos potencia y más manejabilidad.

Si eres principiante lo mejor es un balance bajo y que vayas cambiando a medida que avances de nivel.

Peso

El peso de las palas suele estar entre 350 gramos y 380 gramos. Si el peso es menor, la pala se maneja mejor pero con una mayor vibración, lo cual puede provocar lesiones, y será necesaria más fuerza en el golpe.

Si el peso es más elevado, es más difícil de manejar pero se necesita menos fuerza.

Actualizado el