La cerveza

El primer viernes de agosto es, desde hace mucho tiempo, reconocido como el Día Internacional de la Cerveza. Esta bebida es la cuarta más consumida del mundo, la primera si sólo contamos las bebidas alcohólicas.

Esta bebida posee su propia fiesta, la Oktoberfest, que se celebra en todo el mundo pero cuya cuna siempre será la ciudad de Munich.

Cómo fabricar cerveza

Puede que tu sueño sea convertirte en maestro cervecero y hacer cerveza casera. Te contamos cuáles son los pasos a seguir en la fabricación de la cerveza.

1 - Malteado

El trigo o la cebada (dependiendo del tipo de cerveza que se fabrique) se introducen en agua para que germinen y se secan con aire caliente.

El grado de tueste será lo que aporte el color a la cerveza.

2 - Molienda y Maceración

El resultado del malteado es molido y mezclado con agua a temperatura que permita que se extraiga el azúcar del grano y podamos tener un mosto dulce.

El agua va a ser el mayor ingrediente ya que es el 90% del producto.

3 - Cocción

El resultado del anterior proceso se hierve para poder deshacernos de las bacterias que pueden aparecer. En este punto es en que se le añade el lúpulo, el cual le da el aroma y amargor.

El tiempo de la cocción va a depender de la receta, pero tarda horas.

4 - Fermentación de la cerveza

En la fermentación se añade la levadura. Aquí se produce la transformación del mosto en alcohol.

Si esta fermentación se da a gran temperatura se darán cervezas tipo Ale (alta fermentación) y si se da a baja temperatura serán tipo Lager (baja fermentación).

5 - Maduración

Lo que resulte hasta ahora se va a introducir en un tanque para que madure. Aquí reposará en frío lo que produce que el aroma y sabor se estabilice.

6 - Embotellado

Ya tenemos la cerveza lista para embotellarse y poder disfrutarse.

Beneficios de la cerveza para la salud

Corazón

La cerveza, de la misma forma que el vino tinto, son beneficiosos para la salud del corazón. Los bebedores moderados poseen más de un cuarenta por ciento menos de posibilidades de sufrir un problema cardíaco.

Esto se debe a los polifenoles que son antioxidantes naturales y protegen de enfermedades cardiovasculares.

Riñones

La cerveza evita que se creen piedras en el riñón ya que tienen mucha agua.

Hipertensión y Alzheimer

Como hemos comentado la cerveza tiene mucho agua lo cual es muy bueno para la gente con hipertensión.

Además contiene silicio, magnesio o fósforo que ayudan a que la persona tenga menos riesgo a sufrir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Huesos

El consumo moderado de cerveza permite fortalecer nuestros huesos. Esto se debe a que el silicio que contiene ayuda a aumentar la densidad ósea.

Sin embargo, un consumo excesivo puede reportar el efecto contrario y que nuestros huesos sean más débiles.

Vitamina B

Un tercio de cerveza aporta el tres por ciento de la vitamina B12 que debemos tomar al día.

Esta vitamina es beneficiosa para el cerebro y el funcionamiento del sistema nervioso.Sin embargo, el alcohol anula los beneficios de la vitamina B por lo que se recomienda tomar cerveza sin alcohol.

Diurético

La cantidad de agua y el potasio que posee la cerveza la convierte en un gran diurético, eliminando agua y electrolitos de nuestro sistema.

Aporte de fibra

La cerveza, uno de cuyos ingredientes es la cebada, contiene beta-glucanos, una fibra que permite reducir los niveles de colesterol.

Colesterol del bueno

La cerveza y el vino ayudan provocan un aumento de lipoproteínas que eliminan el colesterol de las arterios y lo transportan al hígado para que sea excretado.

Anti insomnio

La cerveza sin alcohol nos ayuda a dormirnos más rápido y que nuestro sueño sea más profundo (con la que tiene alcohol pasa lo contrario).

El lúpulo puede comportarse como un sedante y calma el sistema nervioso central y afecta a la serotonina que regula el sueño y los ritmos circadianos.

Actualizado el