Cambios en los negocios por la Ley Orgánica de Protección de datos

Datos

La Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y garantía de derechos digitales (LOPDGDD) ha conllevado una serie de cambios en los negocios españoles. Si posees un negocio y quieres saber qué cambios conlleva la protección de datos en Mallorca, aquí te lo contamos todo.

Es importante remarcar que esta nueva Ley Orgánica no sustituye todos los cambios que ya trajo el RGPD, sino que adapta a la normativa española el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea.

Cambios que más afectan a las empresas

La nueva Ley contempla los sistemas de denuncias internas anónimas. Mediante éstos, se puede poner en conocimiento de un negocio que se ha cometido un acto o conducta que puede ser contrario a la normativa. Esto permite a una persona jurídica acreditar la diligencia necesaria para quedar exenta de responsabilidad penal. Mediante esto, la ley le da a la empresa un mecanismo para conciliar su propio derecho con el derecho a la protección de datos de los trabajadores.

Mediante esta nueva Ley se actualizan las garantías del derecho a la intimidad frente al uso de dispositivos de videovigilancia y de grabación de sonidos en el puesto de trabajo. Además, se refuerzan las garantías del derecho a la intimidad relacionadas con el uso de dispositivos digitales a disposición de los empleados, afirmando que se debe avisar de la activación de la geolocalización. La empresa podrá hacer uso de estos datos para comprobar que se cumple el trabajo, pero siempre informando al trabajador de cuándo se usan.

En relación a la videovigilancia, se podrá realizar si tiene como fin preservar la seguridad de las personas y bienes e instalaciones o control laboral. Sin embargo, los trabajadores deberán estar debidamente informados, de forma clara y concisa.

Se habla también de la desconexión laboral, especificando los usos autorizados de los dispositivos digitales mediante el establecimiento de periodos en los que estos dispositivos se pueden usar para fines probados. Mediante esta Ley no existe obligación de usar los dispositivos de la empresa fuera del horario laboral.

Se cambia el periodo máximo durante el que se puede mantener la información crediticia sobre los datos personales relativos al incumplimiento de obligaciones dinerarias, financieras o de crédito. Este periodo se reduce de seis a cinco años, exigiéndose una cuantía mínima de 50 euros para poder incorporar las deudas a dichos sistemas.

Se permite el envío de propaganda electoral por medios electrónicos o sistemas de mensajería y la contratación de propaganda electoral en redes sociales o medios equivalentes.

Muchos de estos cambios afectan a la gran totalidad de empresas de Palma de Mallorca por lo que, si crees que tu empresa no cumple alguno de ellos, y no sabes cómo hacerlo, te recomendamos que contrates los servicios de una empresa en Palma de Mallorca de protección de datos.

Actualizado el