Calorías y energía, el combustible del cuerpo humano

Como cualquier tipo de máquina, el ser humano requiere de energía para funcionar. En nutrición se habla del consumo de alimentos y la cantidad que el ser humano requiere para vivir

La caloría

La caloría nació como una unidad para medir el calor. Anteriormente se creía que había que cuantificar el calor ya que se podía entregar. Una caloría era la cantidad de calor necesaria para que la temperatura de un gramo de agua aumentara en un grado, estableciéndose, más tarde, que una caloría eran 4,1868 Julios.

Una persona requiere, de media, unas 2000 kilocalorías al día, lo que equivaldría a la energía necesaria para encender una bombillas de 100 vatios durante unas 23h.

El uso diario de la energía se divide en :

  • Índice metabólico de reposo: es la energía necesaria para las actividades elementales.
  • Factor de actividad: La necesaria para la actividad física que desarrollemos.
  • Factor de injuria: se aplica cuando hay enfermedades, operaciones o procesos de recuperación.

La eficiencia con que una persona convierte la energía de reserva de su organismo en otra depende de aspectos como la masa corporal, edad, sexo, estados biológicos o el efecto térmico del ejercicio.

Las reservas de energía del organismo, son en mayor parte las grasas y en menor parte los carbohidratos.

Calorías en los alimentos

Si queremos cuidar nuestra alimentación, tenemos que tener en cuenta cuántas calorías debemos ingerir, pero también, a través de qué tipo de alimentos, ya que hay muchos alimentos que tienen muchas calorías pero no son saludables.

Uno de los alimentos, hoy en día, más consumido es el sushi. No sólo es bajo en calorías sino que aúna varios tipos de nutrientes en un solo alimento, como son proteínas e hidratos de carbono.

Los alimentos enlatados son muy cómodos a la hora de cocinar y con ellos ingerimos alimentos que de otra forma no comeriamos. Estos alimentos suelen mantener intactas sus características energéticas y no poseen más calorías por el hecho de estar enlatados, por lo que podríamos sustituir el alimento fresco por el enlatado en la mayoría de casos. Hay que tener en cuenta el tipo de conserva, no es lo mismo las conservas de verduras hervidas que en aceite.

Los frutos secos contienen una gran cantidad de calorías pero son, a la vez, buenos para la salud por lo que se recomienda comerlos entre horas y al hacer ejercicio.

Actualizado el