Beneficios de adoptar un gato adulto

Si te estás planteando adoptar un gato, seguramente le estés dando vueltas a los pros y contras de una decisión tan importante. Es cierto que hay que tener en cuenta una serie de precauciones y consejos antes de adoptar un gato, pero hoy vamos a hablar de los beneficios que tiene.

No son gatos defectuosos

Los gatos que se encuentran en adopción no somo como coches de segunda mano. Es probable que la razón de que estén en esa situación es porque su anterior dueño no se puede hacer cargo de él, no porque tenga ningún problema.

Los gatos adultos no son tan activos

Si bien los gatitos son como los niños pequeños, los gatos adultos son mucho más tranquilos. Los gatitos pueden pasarse el día mordiendo y corriendo de un lado a otro, mientras que los adultos son más tranquilos y no muerden.

Los gatos adultos son más cautelosos

Mientras que los gatitos suelen meterse un muchos más líos, y el resultado son más accidentes y lesiones, los gatos adultos son más cautelosos y no tienen ese afán por descubrir cosas.

Ya están educados

Piensa que un gatito es como un bebé, hay que enseñarle a hacer todo, desde limpiarse a sí mismo con la lengua hasta a hacer sus necesidades en la caja de arena. Si adoptas un gato adulto, te ahorrarás esta enseñanza.

La energía de los gatos adultos

Los gatos adultos duermen más, juegan menos, necesitan menos vigilancia, rompen menos lámparas y no intentan morderte los dedos del pie a través del nórdico a altas horas de la madrugada. Con un gato adulto, dormirás mejor, vivirás más relajado, tendrás menos discusiones con tu empresa de seguros, y disfrutarás demás.

Si tienes niños pequeños, mejor un gato adulto

A los niños les gusta mucho jugar y, si es con un gatito, más. Los gatos adultos pueden generalmente defenderse, huir, esconderse y conseguir que el niño les deje en paz.

Actualizado el