Beneficios de la actividad física

Cada vez hay más gente que es consciente de la importancia de estar en forma y realizar algún tipo de actividad física de forma regular. No es necesario hacer un ejercicio físico intenso, simplemente caminar o mantenerse activo a lo largo del día ya es beneficioso para nuestra salud y evita el sedentarismo y sus riesgos.

Por todos los beneficios que reporta, la Organización Mundial de la Salud estableció el 6 de abril como Día Mundial de la Actividad Física.

Beneficios de la actividad física y el deporte

  • Mejora la fuerza, la capacidad de movimiento, la flexibilidad y la resistencia cardiovascular. Para ello se necesitan 150 minutos de una actividad física de carácter moderado.
  • Prevé o mejora las enfermedades cardiovasculares o metabólicas. Es muy necesario en personas obesas, hipertensas o diabéticas.
  • Ayuda a prevenir y tratar el exceso de peso, simplemente caminando a buen paso.
  • Prevé la aparición de diabetes de tipo 2.
  • Contribuye a recuperarse después de una enfermedad o intervención quirúrgica.
  • Prevé algunos tipos de cáncer. Unas tres horas a la semana contribuyen a reducir el riesgo a padecer ciertos tipos de cáncer como el de colon o el de mama.
  • Mejora la salud de las articulaciones y huesos. Evita el deterioro de los huesos, disminuye el riesgo a padecer fracturas. Mejora el equilibrio y la coordinación.
  • Aumenta la memoria y la capacidad de aprendizaje en jóvenes y niños.
  • Mejora el estado anímico y facilita las relaciones sociales. Nos relaja y aumenta nuestro estado de ánimo. Además, disminuye el riesgo a padecer enfermedades mentales como la ansiedad y la depresión.
  • Facilita el descanso y la calidad del sueño. Es más complicado sufrir insomnio y propicia el sueño continuo.

Actividad física según la edad

Jóvenes (5 a 17 años)

  • Sesenta minutos al día, como mínimo, en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.
  • Actividad física, en su mayor parte, aeróbica y destinados a aumentar el tono muscular.

Adultos (18 a 64 años)

  • 150 minutos semanales de actividad física aeróbica y moderada o 75 minutos de alguna más intensa.
  • Dos veces o más por semana, actividades para fortalecer los grandes grupos musculares.

Personas mayores (+65 años)

  • Igual que en adultos
  • Realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana.
  • Si el estado de salud no lo permite, mantenerse físicamente activo en la medida de lo posible.
Actualizado el