Los alimentos del futuro

Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos actualmente es el hambre en el mundo. Además, a esto hay que añadirle que muchas especies están desapareciendo debido a los cambios climáticos. La solución a esto pasa por un cambio general ante la contaminación y un esfuerzo de todos pero, también, por la aplicación de las nuevas tecnologías a la comida o la búsqueda de nuevos alimentos en la naturaleza.

La alimentación del futuro

Los científicos trabajan actualmente en lo que será la alimentación de nuestro futuro. Una de las características de esta alimentación es que los aditivos naturales ganarán a los artificiales. Seremos capaces de cambiar las propiedades de los alimentos, disminuir el tiempo que se necesita para producirlos o hacer que las plantas puedan sobrevivir a cambios climáticos extremos.

Se crearán los menús personalizados que responderán a las necesidades personales de cada uno e, incluso, a las alergias.

Los alimentos se diseñarán para beneficiarnos, por ejemplo, mediante encapsulado.

La ingeniería genética llegará a la alimentación, no sólo en frutas y verduras (cosas que ya existen hoy en día). Los cerdos con mejoras genéticas no requerirán de suplementos dietéticos y serán menos contaminantes.

Las impresoras 3D también llegarán a la alimentación y se podrán preparar alimentos a partir de polvos alimenticios almacenados en cartuchos de impresora a los que se añadirá agua o aceite.

La “cocina in vitro” puede convertirse en algo muy usado pero si reduce sus altísimos costes. Actualmente, crear una hamburguesa a partir de células madre de ternera tiene el astronómico coste de doscientos cincuenta mil dólares.

Pero, ¿qué comeremos en el futuro?

  • Insectos: Hoy en día, la máxima relación que existe en la cocina con los insectos en la mayor parte de nuestro país es la miel que producen las abejas. Sin embargo, en muchos lugares del mundo se comen insectos, los cuales tienen muchas proteínas y vitaminas. Además, su cría para el consumo es más eficaz que la de muchos animales como las vacas o los pollos.
  • Pan negro: Hoy en día, refinar la harina para hacer pan blanco es algo que le quita muchas vitaminas y además lleva mucho tiempo. Por ello, en el futuro se comerá más pan negro.
  • Fruta encapsulada: Todas las vitaminas de la fruta en una pequeña cápsula. Se cree que al principio serán muy caras.
  • Verdolaga: Esta planta originaria de India, Oriente Medio y el sur de Europa es considerada, actualmente, como una plaga. Sin embargo, posee mucho beta caroteno y omega 3 que son muy buenos para la salud. Se comerá en ensaladas.
Actualizado el