La alimentación de un perro

Los perros tienen en el mercado una gran cantidad de alimentos y chucherías hechos especialmente para ellos. Esto no quita que tu mascota, al verte comer, siempre quiera que compartas con él. Te contamos qué alimentos puedes darle y cuáles no, a tu mascota.

Alimentos permitidos para tu perro

Carne

Los perros no son animales estrictamente carnívoros, aunque es bueno que la carne sea la base de su alimentación. Aunque algunas son más recomendables que otras, podemos ofrecerles cualquier carne: pollo, pavo, cerdo, ternera, cordero...

Actualmente muchas personas apuestan por la dieta barf, que implica ofrecer al perro carne cruda. En este caso debemos asegurar correctamente la calidad para evitar la transmisión de patógenos y parásitos, los cuales podemos evitar cocinando levemente la carne. También es importante recordar que los huesos cocidos tienen cierta facilidad para astillarse, por lo que te aconsejamos evitarlos por completo y elegir huesos crudos y carnosos.

Pescado

Se le pueden dar diferentes tipos de pescado como salmón, sardinas, atún, arenque, caballa... Es mejor evitar los fritos, retirar las espinas y cocerlo al horno, a la plancha o al vapor.

Huevo cocido

Los huevos son una fuente importante de grasas y proteínas beneficiosas, además, suele ser un alimento que les encanta. También contiene aminoácidos esenciales y vitaminas. No olvides que los huevos pueden transmitir salmonelosis, por lo que si vas a ofrecerlo crudo deberás lavarlo a conciencia.

Verdura

Podemos usar diferentes verduras para elaborar premios caseros, como las verduras deshidratadas.

Miel

La miel artesanal sin refinar es un alimento rico en hidratos de carbono y otros nutrientes, como fósforo, hierro, calcio, magnesio y vitaminas entre otros. Nunca se la des a cachorros. Como también tiene azúcar, dásela en pequeñas cantidades.

Helado a base de leche vegetal o agua

Puedes darle helados caseros hechos sin azúcar para que se refresque en verano.

Yogur y Kéfir

Son una fuente de calcio y probióticos que ayudan al sistema digestivo de nuestros perros, regulando su flora intestinal y regenerando la mucosa de los intestinos.

Fruta

Hay que tener mucho cuidado con la fruta puesto que contiene una gran cantidad de azúcar.. De entre todas las frutas podemos resaltar la manzana, por sus propiedades depurativas y antioxidantes, que además ayuda a limpiar la boca de nuestro perro de forma natural.

Alimentos prohibidos para un perro

Chocolate

El cacao del chocolate cuenta con un estimulante llamado Teobromina que resulta bastante tóxico para los perros. Aunque son los chocolates negros y puros los que suelen tener una mayor concentración de ella, los chocolates blancos tampoco son recomendables.

Lácteos

A diferencia de los humanos, los perros no cuentan con la enzima lactasa que se encarga de descomponer la lactosa. Por esto, la única leche que pueden es la que maman de su madre.

Aguacates, uvas y semillas de ciertas frutas

Como ya hemos comentado, hay frutas recomendables para los perros, pero hay otras que no lo son. El aguacate, por ejemplo, tiene en su composición una toxina llamada Persina que resulta potencialmente peligrosa. También las uvas y las pasas son nocivas.

Por otro lado, existen frutas beneficiosas para el perro, como la manzana, pero de las que sus semillas, huesos y corazones cuentan con cianuro. Estas cantidades no son malas para una persona, pero para un perro sí, ya que no pueden procesarlas.

Cebolla, ajo o puerro

Poseen una sustancia llamada Tiosulfato capaz de causar anemia hemolítica. El más perjudicial es el ajo.

Algunos frutos secos

Además de las ya mencionadas uvas pasas, frutos secos como las nueces de Macadamia pueden ser tóxicas para los perros hasta en cantidades pequeñas.

Por otro lado, frutos secos como almendras o nueces, que tienen altas cantidades de aceites y grasas, pueden producir pancreatitis si se ingieren grandes cantidades.

Huesos e hígado

Los huesos y espinas de pequeño tamaño como los del pollo o el pescado resultan muy peligrosos, ya que pueden llegar a causar asfixia o atascarse en la garganta.

Tampoco resulta muy recomendable el hígado, puesto que contiene una gran cantidad de vitamina A que los perros no asimilan de forma natural.

Dulces o azúcar

Todos los dulces se pueden considerar alimentos prohibidos para los perros. El azúcar puede producir obesidad o diabetes. En ambos casos se pueden generar complicaciones a largo plazo, como pérdida de visión.

Estimulantes

No le des bebidas estimulantes de ningún tipo, una intoxicación de éstas puede matar a tu mascota.

Actualizado el