Soluciones de seguridad en Comunidades de Propietarios

Futuro seguridad
Soluciones de seguridad en Comunidades de Propietarios

Videovigilancia, el sistema disuasorio por excelencia

La videovigilancia en Comunidades de Vecinos se ha consolidado durante los últimos años como el sistema disuasorio por excelencia, pero ante las nuevas y más exigentes necesidades de seguridad de las fincas, los sistemas de videovigilancia han evolucionado, disponen de mejores prestaciones y ofrecen nuevas y potentes funcionalidades:

Monitorización del sistema

Los sistemas se encuentran monitorizados en todo momento, lo que permite detectar averías y sabotajes en tiempo real, garantizando el buen funcionamiento del sistema.

Mayor seguridad frente a ataques informáticos

Muchos de los sistemas de videovigilancia de todo el planeta son vulnerables y han sido fácilmente pirateados. En Internet, podemos encontrar numerosas páginas desde las que podemos acceder en vivo a miles de cámaras de seguridad desprotegidas, tanto de titularidad pública como de titularidad privada. Podemos encontrar viviendas, naves industriales, oficinas, comercios, hoteles… la lista es casi infinita. Estas vulnerabilidades, convierten a los sistemas de seguridad no protegidos en un riesgo para los usuarios, además de ser un ataque contra su privacidad e intimidad.

Para evitar esto, la comunicación entre el sistema de videovigilancia y el Centro de Control, debe hacerse a través de una red de comunicaciones segura. Mediante VPN (Virtual Private Network), conseguimos la seguridad de una red privada en las comunicaciones, evitando posibles ataques informáticos garantizando la privacidad de todos los vecinos.

Mayor calidad de imagen

Las Comunidades de Propietarios ya se equipan con cámaras de seguridad Full HD, lo que garantiza una calidad de imagen infinitamente mejor que las cámaras analógicas. Durante los próximos años, se irán consolidando las cámaras 4K (Ultra HD), 8K (Ultra Full HD)… lo que permitirá una mayor resolución y poder captar detalles antes impensables. La mayor resolución de las cámaras de seguridad permite proteger un espacio mucho mayor con una sola cámara, reduciendo sustancialmente el coste de la instalación.

Futuro de la videovigilancia en Comunidades de Vecinos

Análisis de video

Estos sistemas combinan cámaras de seguridad convencionales con un sofisticado software de análisis de video que permite detectar y notificar intrusiones dentro de un amplio perímetro con una alta precisión y efectividad. A diferencia de los sistemas de videovigilancia convencionales que limitaban su función a la disuasión y a la búsqueda de evidencias tras un incidente, el video análisis evalúa en tiempo real lo que está sucediendo, detectando e incluso previendo situaciones de riesgo enviando señales de alarma para detener el incidente antes de que suceda.

La “visión artificial”, mediante algoritmos de análisis de video permite definir patrones que en caso de cumplirse generan en el sistema una señal de alarma con aviso a la Central Receptora de Alarmas. El análisis de imagen permite detectar diferentes tipos de emergencia como una intrusión, hombre caído, sabotaje, siniestro etc.

Comunicaciones 5G

La tecnología 5G supondrá una auténtica revolución en las comunicaciones y la videovigilancia será partícipe de esta revolución. Su implantación masiva está prevista para 2020 y entre otras ventajas, permitirá unas velocidades de trasmisión de datos de vértigo, una latencia de 1 milisegundo, más dispositivos conectados por unidad de área, un menor consumo de energía y una mayor cobertura. Esta tecnología permitirá instalar cámaras de seguridad en espacios hasta ahora impensables por falta de cobertura, autonomía de cada una de las cámaras de seguridad y control en remoto de cada cámara de forma independiente.

Drones con videovigilancia

Si la legislación lo permite, a medio y largo plazo estaremos familiarizados con el uso de drones con sistemas de videovigilancia en grandes urbanizaciones, permitiendo la protección de grandes extensiones y ofreciendo numerosas ventajas respecto a las cámaras de seguridad tradicionales. Su uso ya está muy extendido en la seguridad de playas, en la prevención contra incendios, en la seguridad vial etc. y pronto podrán convertirse en la mejor alternativa de seguridad en comunidades de propietarios de gran extensión.

Control de accesos: del garaje al portal

Hasta hace poco, los sistemas de Control de Accesos en las Comunidades de Propietarios se instalaban únicamente en los garajes para el control de los accesos de los vehículos. Con el paso del tiempo, este tipo de soluciones de seguridad se ha extendido en las Comunidades de Propietarios a instalaciones comunes como piscinas, gimnasios, pistas de pádel… y a los accesos peatonales a través de portales.

De esta manera, mediante un único dispositivo (tarjeta, mando, pulsera…), cifrado e incopiable, el usuario puede tener acceso a todos los espacios a los que tenga permiso dentro de la finca. Gracias a la monitorización del sistema, además de poder detectar posibles averías, en caso de fallo o pérdida del dispositivo, el sistema permite la apertura en remoto previa identificación del usuario. El alta-baja de usuarios y la configuración de permisos también se puede hacer en remoto de una manera ágil. Además, el sistema registra los accesos, identificando al usuario en caso de que se produzca un incidente.

Una buena solución para los pisos turísticos

La tecnología 5G supondrá una auténtica revolución en las comunicaciones y la videovigilancia será partícipe de esta revolución. Su implantación masiva está prevista para 2020 y entre otras ventajas, permitirá unas velocidades de trasmisión de datos de vértigo, una latencia de 1 milisegundo, más dispositivos conectados por unidad de área, un menor consumo de energía y una mayor cobertura. Esta tecnología permitirá instalar cámaras de seguridad en espacios hasta ahora impensables por falta de cobertura, autonomía de cada una de las cámaras de seguridad y control en remoto de cada cámara de forma independiente.

Futuro del Control de Accesos en las Comunidades de Propietarios

El futuro del Control de Accesos en las Comunidades de Propietarios pasa por integrar todas las cerraduras de la finca, no solo las de los espacios comunes (garaje, portales, trasteros…), también el acceso a la propia vivienda. Mediante un solo dispositivo (smartphone por ejemplo) o mediante la lectura de datos biométricos (huella, iris, reconocimiento facial…) se podrá acceder a todos los espacios de la finca y a la vivienda, disfrutando del nivel de seguridad y funcionalidades que ofrece un sistema de control de accesos.

Actualizado el