Sistemas domóticos para el riego

La domótica ha llegado a nuestras vidas pisando fuerte. No solo nos hace la vida más sencilla, sino que nos ayuda a ahorrar en nuestras facturas. Y lo mejor es que no cesa de crecer. Cada día son más los fabricantes de electrodomésticos y aparatos que se adaptan a este nuevo mercado. Una de las últimas incorporaciones son los riegos automaticos integrados con tecnología domótica. Si quieres saber más sobre este tema, continúa leyendo.

¿Que es un riego automático?

El riego automático es un sistema de suministro de agua a las plantas de nuestro hogar de forma automatizada, que las abastece agua gracias a dos tipos de sistemas, por goteo o por aspersión. Para poder instalar este tipo de riego, hace falta que que tengamos claros una serie de aspectos fundamentales, que son:

  • Conocer las medidas y la distribución de nuestro jardín.
  • Saber la cantidad de metros que vamos a necesitar para el tubo del riego en caso de que usemos el método de goteo y reductor de presión en caso de que usemos el de aspersión.

¿Qué ventajas supone instalar un sistema de riego automático en nuestra casa?

  • Ahorro de agua: Esta es una de las ventajas más importantes ya que vivimos en un época en la que el cambio global está a la orden del día y son más los lugares que sufren de sequía. Por tanto, este sistema está diseñado para poder regar la superficie de la manera más eficiente y sin desperdiciar agua.
  • Comodidad: Al ser un sistema automatizado, te da mucha facilidad y libertad, ya que no tienes que moverte, sino solo configurar como quieres que se realice el riego. La hora, la intensidad, el tiempo que deseas que se riegue, etc… Por tanto si no estás en tu hogar, y no tienes quien te riegue las plantas, no supondrá un problema.
  • Humedad constante: Para que un jardín crezca bien y no se sequen las plantas, la humedad ha de ser continua y uniforme, es necesario que se calcule de forma casi exacta la humedad de nuestro jardín, para que las plantas no se ahoguen si se riegan muchas veces. Por ello, los sistema domótico riego cuentan con una tecnología es capaz de saber el nivel de humedad y se activan de manera automática cuando nota que necesitan que se riegue.
  • Menor pérdida de nutrientes: Este riego es capaz de hacer que se pierdan menos nutrientes que el riego de una manguera, por tanto es mucho mejor para las plantas.

¿Qué tipos de riegos automáticos hay?

  • Aspersión: Consiste en un sistema en el que los aspersores crean unas gotas de agua muy similares a las gotas de lluvia, y de hecho son de distintos tamaños.
  • Microaspersión: Es similar al sistema anterior, pero lo que hace es focalizar el agua en un punto exacto y de esta manera llega a un punto localizado.
  • Goteo: Se realiza por medio de tuberías que cuentan con un sistema de goteo, el cual va distribuyendo el ayuda de forma más concreta.

¿Con qué elementos cuenta un sistema de riego automático?

  • Programador de riego: Es el encargado de que se abra y se cierre las válvulas por donde se distribuye el agua.
  • Filtro: Es muy importante que se mantengan limpios. El filtro se encarga de proteger nuestras plantas de la cal u otras partículas.
  • Tubería: Es el tubo, con protección ultravioleta por donde circula el agua llegando a todos los lugares de tu jardín.
  • Reductor de presión: Se encarga de que la presión del agua se adecuada y controlar la cantidad de agua que sale.
  • Gotero: Lo colocaremos a lo largo de la tubería. Los goteros son ajustables, la mejor forma de que haya un riego efectivo es la que cuenta con riegos cortos pero constantes. Ya que mantiene una humedad constante y variada.
  • Piezas de conexión: Sirve pero para juntar las piezas y la tubería y de este modo podrá distribuir el agua por todas las partes necesarias del jardín.
Actualizado el