¿Cómo vigilo a mis hijos en casa?

Vigilar

Está claro que los hijos son un regalo pero, en ocasiones, son una gran preocupación. ¿Con quién?, ¿dónde?, ¿habrá llegado bien?, ¿me habrá mentido? son ejemplos de preguntas frecuentes entre los padres de niños que ya salen solos.

Existen diferentes sistemas de vigilancia que podemos usar sin embargo, usar la tecnología para vigilarlos puede o no ser una solución porque no siempre está claro dónde se debe poner el límite. El deseo de velar por su seguridad y el derecho a la privacidad son valores que entran en pugna.

Alarmas

Obviamente este sistema de seguridad sirve para toda la familia, y para la vivienda. Estos sistemas nos avisarán de si se da alguna entrada no autorizada en nuestra vivienda.

Puede que ya tengas algún hijo mayor que se quede sólo en casa y poseer una alarma te dará la tranquilidad necesaria de que, en caso de ocurrir algo, tanto las fuerzas de seguridad como tú mismo podrás acudir en el menor tiempo posible.

Sistemas de videovigilancia

Está claro que vigilar a tus hijos puede hacer que se sientan mal, sin embargo, deben saber que no es por falta de confianza, sino por tu tranquilidad.

Estar fuera de casa y tener que dejar a tus hijos solos (aunque puedan cuidarse por sí mismos) no es algo agradable. Tener un sistema de videovigilancia te permitirá ver qué hacen tus hijos en casa en directo, por lo que podrás estar más tranquilo.

Localizadores GPS

No es extraño que, por mucho que vigilemos a nuestros hijos cuando estamos con ellos en la calle, de repente se pierdan sin que te des cuenta. Existen localizadores GPS que se llevan como una pulsera y que te dicen dónde está tu hijo en cada momento, con una gran precisión.

Control de acceso

El momento de darle a tu hijo las llaves de casa suele ser algo importante. Le estás dando una libertad que, en ocasiones, puede ser peligrosa.

Por desgracia, tanto para los niños como para ti, las llaves es algo fácil de perder. Por suerte, existen diferentes sistemas de control de acceso (huellas biométricas, mandos remotos…) que facilitan el control de la gente que entra en tu vivienda y que, además, aumentan la comodidad de la apertura de las puertas.

Control de acceso a Internet

Seguramente sea uno de los puntos claves de la seguridad de un niño, lo que puede ver en Internet. Por suerte, existen sistemas de control parental de las páginas que puede visitar o no un niño, así como de la posibilidad de jugar online a algún juego.

Hay que tener en cuenta los graves peligros que pueden darse en internet, como el cyberbullying, por lo que hay que tener mucho cuidado en cuantos a las páginas webs y redes sociales que permites a tu hijo.

Sin embargo, debes hacerle entender que esto lo haces para aumentar su seguridad, no como un intento de sobrevigilarle o controlarle de más.

Control de acceso a televisión

De la misma forma que en el apartado anterior, lo que ven nuestros hijos en Internet también debe ser controlado. Por suerte, la mayoría de plataformas de streaming o televisión a la carta poseen un control parental que sólo permite al niño ver aquellos títulos que sean aceptados para su edad.

Además, para acceder a las plataformas también existen sistemas de control, para evitar que tu hijo pueda meterse en otras partes de la cuenta.

Control del dispositivo móvil

Aquí es donde empieza una de las mayores discusiones, ¿A qué edad debo comprarle un móvil a mi hijo? ¿Debo dejarle tener redes sociales? ¿Debo controlar dónde va y con quién habla?

En la actualidad, no tener un teléfono móvil (smartphone para ser exactos) puede hacer que tu hijo se sienta dado de lado. Si bien existen diferentes aplicaciones de control tanto para saber dónde va tu hijo como con quién se escribe, deben usarse, como hemos dicho, como una forma de aumentar la seguridad. Intenta que tu hijo no se sienta mal, como que no confías en él.

Actualizado el