Renovación de la instalación eléctrica

Instalación

Es probable que nunca te hayas planteado cambiar tu instalación eléctrica, aunque tu vivienda te dé pruebas de que es una buena idea. Cortocircuitos, bajadas de plomos, gastos de energía inentendibles…

La normativa y la legalidad en cuanto a la instalación eléctrica también ha ido modificándose y actualizándose por lo que, ya sea por razones de seguridad, ahorro o legalidad, lo cierto es que renovar tu instalación eléctrica puede ser una gran idea con muchas ventajas.

Instalaciones eléctricas antiguas

Hay que tener más cuidado si tu instalación tiene más de quince años. Las instalaciones eléctricas antiguas pueden causar cortocircuitos y apagones que interrumpen el suministro y derivar en graves problemas. Además, suponen un alto riesgo de accidente, pudiendo ocasionar un incendio si el cableado, interruptores o cajas de luz no están en buen estado.

Una de las mayores señales para realizar este tipo de cambios es si empezamos a tener varios problemas con la electricidad y en varios lugares y sistemas diferentes. Si sufrimos repetidos cortes (“bajadas de plomo”) es una señal de que nuestra instalación ya no aguanta su uso. Tener continuamente cortes de suministro puede provocar accidentes o roturas de aparatos que no aguantan este tipo de situaciones. Además no es nada cómodo estar continuamente sufriendo cortes y teniendo que volver a subir los plomos.

Podemos tener señales como un olor extraño cuando la luz está un rato encendida. Ésto es una señal de que los cables se sobrecalientan y podrían producir un accidente grave.

Otra forma de detectar si necesita un cambio es desmontar un enchufe y ver los cables. Si ves que los cables no son de colores, azul para el neutro, verde y amarillo para tierra, y negro, gris o marrón para el fase, sino que todos son del mismo color, tu instalación es muy antigua.

Además, si tu instalación no posee toma de tierra, es imprescindible y urgente que la cambies por completo, no solo por seguridad, sino porque hoy día es obligatorio legalmente.

Motivos para renovar mi instalación eléctrica

Uno de los principales motivos es la seguridad. Los cables en viviendas muy antiguas pueden arder, por lo que podrían producir graves incendios, que pueden tener consecuencias económicas pero también personales.

Otro de los motivos es la legalidad. Como hemos dicho, la normativa ha cambiado y hay nuevas leyes que obligan a diferentes aspectos, como la necesidad de una toma de tierra. Además, puede que, si tu instalación no cumple una serie de requisitos, no puedas tener suministro en la vivienda.

Otro de los motivos, aunque no muy cuantificable, es el ahorro. Las instalaciones eléctricas que no funcionan bien suelen conllevar un consumo de energía muy por encima de lo normal. Si la cambiamos, el consumo se reducirá, con el consiguiente ahorro económico.

Por último, también tenemos que pensar en la modernidad. En la actualidad las instalaciones eléctricas han cambiado mucho e, incluso, se pueden añadir sistemas de control remoto que permiten un uso mucho más eficiente, reportando también un ahorro económico.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de renovar la instalación eléctrica

  • Antigüedad de la vivienda: como hemos dicho, si tiene más de 15 años, es bueno el cambio. Además, si tiene más de 30 años, es probable que se deba cambiar también los tubos por los que van los cables para adaptarlos a las nuevas normativas.
  • Tamaño de la vivienda
  • Potencia eléctrica a contratar
  • Tipo de vivienda
  • La coordinación entre equipos
  • Instalación de sistemas de control remoto

Coste de la renovación

Este tipo de cambios no posee un coste estandarizado, por lo que dependerá de una serie de variables. Entre los aspectos que inciden en el precio destacan aquellos de los que hemos hablado en el apartado anterior. En este sentido, a mayor potencia a contratar, mayor coste de la reforma, por ejemplo.

Otro de los aspectos que incide es la empresa que realice el cambio de instalación. En este sentido, es recomendable contratar una empresa de confianza, certificado y con experiencia. A veces, intentar ahorrar dinero en este caso puede conllevar que, al final, nos tengamos que gastar más.

Actualizado el