¿Cómo proteger los muebles en una mudanza?

Todo el mundo tiene en mente que al realizar una mudanza pueden suceder altercados como que se arañe una mesa, que se quiebre un cristal o peor aún que la pantalla de televisión experimente algún deterioro. Pero esto no es para nada lo correcto, ya que este tipo de accidentes se pueden prevenir.

Por esta razón cuando llega el dia de realizar una mudanza, uno de los miedos más grandes de cualquier persona es que el personal contratado no tenga los cuidados necesarios para no estropear los muebles que con tanto empeño alcanzaron o que tienen un valor emocional superior.

Para que esto no te suceda en la mudanza, aquí te mostramos unos pasos sencillos de cómo resguardar los muebles.

¿Por dónde empezar?

Una vez haya contratado a la compañía de mudanzas que se haga cargo de realizar el trabajo más cargante, pregunte si la empresa dispone de sus propias mantas para embalar o si por el contrario tenemos que proporcionarlas nosotros mismo.

De la misma forma se administra en el alquiler de camiones. Algunos camiones vienen con fundas, otras veces no. Por eso las mantas son fundamentales para asegurar que sus muebles lleguen a su nueva dirección sin daños.

  • Desocupa tus muebles: Es primordial retirar los objetos de tus muebles. No vale el hecho de esto¨pesa poco lo dejo dentro¨. Siempre hay que embalar todos los objetos que estén dentro de los muebles por separado.
  • Limpieza: Es aconsejable hacer una primera limpieza cuando se está llevando a cabo el vaciado de los muebles. De esa manera evitaremos el moho y las bacterias que podrían haberse acumulado con el paso del tiempo.
  • Desarma los muebles: Empaqueta de manera segura las piezas desmontadas. No te olvides de marcarlas para saber después donde va cada una. Guarda los tornillos y demas piezas pequeñas ( un consejo es colocarlos en bolsas de plástico y pegarlas cinta adhesiva en el mueble, para que sepamos después donde pertenecen)
  • Para muebles con cristales o espejos, protege el fragmento del cristal con cartón por la parte exterior e interior. Si el mueble experimenta algún golpe, los cartones lo suavizaran. Si tienes baldas de cristal, es recomendable que las envuelvas una a una en cartón o plástico de burbujas reforzando con bastante precinto las esquinas.
Actualizado el