¿Por qué instalar un Spa en nuestra vivienda?

Jacuzzi

Seguro que, una vez en tu vida, has ido a un Spa y has pensado que es algo maravilloso. El relax y la tranquilidad que se consigue después de unas horas entre la sauna y el jacuzzi no tienen precio.

Por esta razón, si te lo puedes permitir, te contamos por qué instalar un jacuzzi en tu vivienda.

Un Spa para tu vivienda

Antes de hablar de las ventajas de instalar un jacuzzi vamos a hablar de dónde podemos colocarlo en nuestra vivienda. Si bien es cierto que, lo pongamos donde lo pongamos, requerimos de cierto espacio, siempre dependiendo de qué cosas queramos instalar.

Además, los jacuzzis no necesitan de gran mantenimiento y la reparación de un jacuzzi no tiene por qué ser cara.

Spa de interior

Si tu baño es de buen tamaño, puedes instalar un jacuzzi en él, para alternarlo con la ducha. También lo puedes colocar en tu habitación o en el salón. Los jacuzzis suelen ser de varios tamaños por lo que podrás elegir el que más se adapte a ti.

En este caso también puedes instalar duchas de chorros o masaje, con diferentes temperaturas. Lo que ya se iría de espacio, y es mejor para el exterior, son las saunas.

Spa en exterior

Si dispones de un jardín podrás instalar muchas cosas, desde saunas hasta jacuzzis de ocho plazas.

  • Ventajas de instalar un spa en casa
  • Ayuda a eliminar el estrés: Tras ir a un Spa estamos más relajados y tranquilos, por lo que disponer de uno en nuestra vivienda nos permitirá el estrés del día a día antes de que se acumule.
  • La mezcla de agua y burbujas disminuye el cansancio y calma la ansiedad, además de relajar nuestros músculos, por lo que podremos decir adiós a esos dolores de cabeza tensionales.
  • Mejora la circulación sanguínea: Las burbujas y la diferencia de temperatura posee un efecto beneficioso en la circulación de la sangre. La presión del agua mejora la circulación y la actividad cardíaca. Además, nos permite luchar contra las varices y la celulitis.
  • Regenera la piel: Valga la redundancia pero, lo que más hidrata la piel, es el agua. Además, el agua caliente abre los poros, elimina toxinas y exfolia la piel.
  • Fortalece músculos y articulaciones: Se ha demostrado que el hidromasaje fortalece los músculos y aumenta la flexibilidad de las articulaciones. Por esta razón se recomienda para deportistas y gente de mayor edad que necesite fortalecer sus músculos. Además, posee un efecto calmante y antiinflamatorio que viene bien para roturas de huesos o músculos.
  • Alivia úlceras y dolores de espalda: Muchos médicos afirman que un baño en un jacuzzi ayuda a reducir los dolores de una úlcera gástrica y de espalda.
  • Aliado para la calidad del sueño: Al reducir el estrés y la ansiedad, nos ayuda a relajarnos y beneficia a que tengamos un buen sueño.
Actualizado el