¿Por qué tengo que pagar más que mi vecino?

Pagar más
¿Por qué pago más?

Es habitual escuchar en las reuniones como un propietario pregunta al administrador por qué tengo que pagar más que mi vecino y no lo entiendo porque nuestros pisos son iguales.

El hecho de comparar es innato a las personas y especialmente si nos sentimos perjudicados.

Que un piso pague más o menos respecto a los gastos de una comunidad es debido a varios factores y no siempre es comparable con otra comunidad diferente.

Factores determinantes de las diferencias en los pagos

Estos factores pueden ser:

Cuando compramos un local o un piso, pasamos a formar parte de una comunidad de propietarios, un selecto club donde como todo club que se precie, tendremos que pagar una cuota.

La configuración de dicha cuota dependerá de los factores anteriormente reseñados.

A pesar de que las leyes que rigen en las comunidades de propietarios establecen como factor primordial la cuota de participación en el reparto de los gastos, es muy habitual que tras la constitución de la comunidad se acuerden diferentes sistemas de distribución de los gastos de la comunidad e independientes a dichas leyes.

Aquí entrarían los estatutos que indicaba o los sistemas de reparto de gastos acordados en reuniones.

Todo es válido si se adopta con las mayorías pertinentes.

Motivos de las diferencias de pago

Pero a lo que íbamos, y es la típica pregunta de por qué pago más que mi vecino si los pisos son iguales.

Seguramente, en la inmensa mayoría de casos, estos pisos no serán iguales. Tendrán una cuota de participación o coeficiente diferentes, aunque sea de décimas o centésimas.

Como esta cuota sirve de base para cualquier cálculo que se realice, la parte proporcional de gastos a pagar nunca podrá ser igual.

Tenemos que pensar que una diferencia de décimas o centésimas puede ser inapreciable en cantidades pequeñas, pero no tanto si se trata de cantidades grandes, como cuando se pagan derramas para afrontar arreglos de elevado coste económico.

No obstante, y si no estamos de acuerdo, siempre podemos proponer en reunión el cambio del sistema de reparto de gastos con el fin de salir más beneficiados.

Este hecho suele fracasar habitualmente, ya que nuestra propuesta de modificar el sistema de gastos para pagar menos supone que lo que nosotros dejamos de pagar, lo tienen que pagar el resto de los vecinos.

Y esto normalmente se viene abajo, porque la solidaridad vecinal suele acabar cuando afecta a la cartera.

Por lo tanto, hay que asumir que, si nuestra propiedad tiene más cuota de participación o coeficiente que otras de nuestra comunidad de propietarios, tendremos que pagar una parte más elevada de los gastos.

Por contra, si nuestra propiedad tiene una mayor cuota o coeficiente, también tendrá más valor a la hora de una posible venta, algo en lo que no se suele reparar, ya que tendemos a fijarnos solo en los aspectos negativos.

En la administración Finques Chicote tenemos muy en cuenta todos estos aspectos para que cada propietario pague dentro de su comunidad la parte proporcional de gastos correcta en base al sistema de reparto acordado.

Actualizado el