Muebles imprescindibles en el recibidor

Muebles recibidor

Prácticamente podemos afirmar que a todas las personas les gusta que su hogar refleje su personalidad y estilo decorativo. Al comprar o alquilar una vivienda se nos vienen a la cabeza muchas ideas en cuanto a la decoración y mobiliario que podemos aplicar en una estancia en concreto. Nuestras ganas y la oferta variada que nos proporciona el mercado son la combinación perfecta para que nuestro hogar luzca tal y como deseamos.

Si queremos que las visitas queden prendadas de nuestros gustos y preferencias en el mundo del interiorismo, nada mejor que empezar por el principio: el recibidor. Éste es un espacio que a veces no se toma demasiado en cuenta y se entiende como una transición, pero se trata de un espacio con mucho potencial. Es por ello que vamos a comentar cuales son los muebles imprescindibles en el recibidor.

La organización

Más allá de nuestro gusto decorativo, que variará en función de cada persona, existen algunos elementos que de una forma u otra deben ocupar su espacio en un recibidor. Se trata de un espacio que debe estar organizado, tanto para la primera impresión de las visitas como para nuestra comodidad a la hora de encontrar aquello que busquemos.

Una de estas piezas de mobiliario que no puede faltar en un recibidor son los colgadores. Se trata de un elemento perfecto para poder ordenar nuestra ropa de abrigo y evitar los montones de chaquetas sobre una silla o similar. La superficie de nuestro recibidor marcará el tipo de colgadores que podremos colocar. Si disponemos de mucha amplitud lo mejor es anclar a la pared un bonito mueble que disponga de perchas y que incluso nos permita decorar la parte superior.

El zapatero

A simple vista puede parecer que cuando una empresa de reformas integrales elabora un proyecto se preste más atención a estancias con mayor peso. Sin embargo, un proyecto de diseño interior abarca cada rincón del hogar y para el recibidor se busca un uso funcional del espacio. Todo lo que podamos organizar en él se traduce en mayor espacio en otras estancias.

Por este motivo el zapatero se convierte en otro de los muebles imprescindibles en el recibidor. Al igual que con los colgadores, la superficie disponible marcará sus dimensiones. Un pequeño banco con almacenaje inferior será práctico y cómodo, además de funcionar como elemento decorativo. Si tenemos un recibidor pequeño, nada mejor que módulos de almacenaje anclados a la pared .

Si bien no pasaremos demasiado tiempo en él, disponer de un recibidor amueblado y organizado nos dará la mejor de las bienvenidas cuando volvamos a casa.

Actualizado el