Instalación eléctrica en baja, media o alta tensión en Málaga

Instalación eléctrica en baja tensión
Instalación eléctrica en baja tensión

Si te estás planteando realizar una cambio en tu instalación eléctrica o necesitas instalar una en una vivienda de obra nueva en Málaga, seguramente habrás oído el término de “baja tensión”. Un electricista oficial será capaz de realizar una instalación eléctrica en baja tensión, pero vamos a ver qué significado tiene este término y cuál es la diferencia entre baja, media y alta tensión.

Instalación eléctrica en baja, media o alta tensión

Estos conceptos se refieren al tipo de tensión de un circuito eléctrico, también conocida como voltaje, que, de forma sencilla, es la diferencia de potencial que permite que circule la electricidad por una línea o instalación eléctrica. La tensión o voltaje se mide en voltios.

Una pila normal posee poco más de un voltio, una línea eléctrica de distribución posee miles de voltios y, un rayo, millones de ellos.

El que se pueda variar el voltaje es una de las bases del sistema eléctrico en España. Lo más importante de poder elevar el voltaje es que ofrece la posibilidad de transportar la electricidad a grandes distancias, así como ajustar la potencia que puede transportar.

Aunque no se trata de una norma general, podemos decir que una línea de alta tensión de 220 KV puede transportar la electricidad unos 220 km, mientras que una de 25 KV puede recorrer 25 km y la baja tensión con 230 voltios llega a unos 230 metros.

De modo que, cuando hablamos de la diferencia entre alta tensión, media tensión y baja tensión, nos referimos al potencial de electricidad que puede transportar una instalación eléctrica, es decir, el voltaje. Estas tres tipologías de tensión eléctrica se utilizan para diferentes fines

La baja tensión es la que consumen los hogares, y el resto de servicios de las poblaciones, es de uso doméstico. La media tensión, no necesita un cableado tan grueso y es más versátil y entre sus usos se destaca el alumbrado público. La alta tensión es la que viene de las grandes centrales eléctricas o subestaciones para después transformarla para su consumo.

Alta tensión: para transportar electricidad

En primer lugar, las instalaciones de alta tensión (AT) son las que superan los 36 kV de voltaje. Se usa para transportar la electricidad a grandes distancias, desde las centrales generadoras hasta las subestaciones eléctricas.

Media tensión: para distribuir la electricidad

Generalmente, la media tensión se usa para transportar la electricidad desde las subestaciones hasta las centrales transformadoras que dan suministro a los barrios y pueblos. Las líneas de media tensión también pueden ser aéreas o subterráneas.

Baja tensión: para consumir la electricidad

Para que la electricidad pueda ser consumida en los hogares, empresas… que usan circuitos y aparatos con un voltaje estándar de 220-230 voltios, hay que transformarla de media tensión a baja tensión (BT).

Este tipo de instalaciones son las que pueden desarrollar un electricista en Málaga.

Reglas y consejos en relación con las instalaciones eléctricas

Existen reglas tanto para los especialistas en la materia como para los usuarios para evitar posibles accidentes producidos por problemas eléctricos.

En cuanto a los electricistas las siguientes normas son muy importantes:

  • Desconectar cualquier corte visible o efectivo.
  • Enclavamiento, bloqueo y señalización.
  • Comprobación de ausencia de tensión.
  • Puesta a tierra y cortocircuito
  • Señalización de la zona de trabajo.

En cuanto a los usuarios:

  • No manipular ningún cable sino está autorizado.
  • No usar agua para acabar con un fuego en una zona con tensión eléctrica.
  • No manipular cables con las manos o pies húmedos.
  • No desconectar nunca tirando de los cables.
Actualizado el