¿Inmobiliaria tradicional o inmobiliaria online?

Si hay un mercado en el que el trato físico parecía básico es el mundo inmobiliario. Conocer al agente inmobiliario o tratar con él para ver qué buscamos parecía algo que nunca iba a desaparecer.

Si hay un mercado en el que el trato físico parecía básico es el mundo inmobiliario. Conocer al agente inmobiliario o tratar con él para ver qué buscamos parecía algo que nunca iba a desaparecer.

¿Qué es una inmobiliaria online?

Consiste en una plataforma digital la cual oferta una serie de herramientas o servicios concretos que pueden ayudar a los particulares a vender su vivienda. Si bien los servicios que ofertas son similares a las tradicionales, lo cierto es que no son los mismos.

Este tipo de inmobiliarias simplemente realiza una parte muy pequeña de las acciones que puede llegar a realizar una inmobiliaria tradicional, razón de su bajo precio pero, ¿merece la pena?

La mayor diferencia entre ambas es que la inmobiliaria “física” oferta un servicio integral, con una mayor implicación durante todo el proceso de compraventa, con un asesoramiento personal y un alto grado de compromiso con el cliente.

Diferencia de servicio

Una inmobiliaria tradicional dispone de una serie de servicios destinados a dar prioridad al cliente y conseguir el mayor precio posible, algo que la inmobiliaria online no puede ofrecer, por la limitación de servicio.

Para que veamos la diferencia entre servicios de una forma clara, vamos a poner un ejemplo:

Una inmobiliaria sería como las tiendas de muebles que venden un kit de montaje, es decir, te suministran el material y las instrucciones para que tú montes el mueble. Por otro lado, una inmobiliaria tradicional sería esa tienda de muebles que oferta el mueble completo, lo adapta a tus necesidades y te lo instala de forma personal en tu vivienda, con la confianza que genera el cara a cara.

Diferencia de precio

Hay que tener en cuenta que la mayor parte del trabajo de una inmobiliaria es “gratuito” ya que simplemente perciben honorarios por el trabajo y servicio ofrecido durante todo el proceso de comercialización al realizarse la venta. Ésto es así vendan la casa en una semana o en un mes, con la diferencia de trabajo que eso implica. Suele ser una comisión de entre el tres y el cinco por ciento del valor de venta.

Por otro lado, una inmobiliaria online cobra al inicio del proceso, vendan o no la vivienda. El coste una básica puede estar entre 700 y 100 euros, pero las hay que cobran cuando se venda la vivienda, con un coste de entre 3000 y 4000 euros.

Los honorarios que perciben las inmobiliarias al vender la vivienda, suele ser entre el 3 y el 5% del precio final de venta, algo bastante lógico para la cantidad de servicios que te ayudan a sacar la mayor rentabilidad con la venta de una vivienda.

Está claro que, al vender una casa, hay cosas más importantes que el coste de una inmobiliaria en Mallorca, como pueden ser los servicios y la tranquilidad que te da una inmobiliaria tradicional.

Valoraciones online

Este tipo de valoración se hacen en base a datos de Internet, sin tener en cuenta los datos que nos proporciona una valoración real y física.

Con esto nos referimos a que un agente que trabaje en Valencia podrá hacer una buena valoración de un inmueble localizado en esa zona, pero no de uno localizado en Barcelona, como lo hacen las valoraciones online.

Actualizado el