Humedades en nuestro hogar parte II

Humedades

Vamos a seguir con nuestro resumen de las humedades, nos encontrábamos en las de origen interior a nuestra vivienda.

Las condensaciones: como experto he aprendido que cuando informas a un propietario de que tiene condensaciones, parece que ha visto al diablo…., y la mayoría de las veces duda de tu diagnóstico, pero debemos conocer que son más comunes de lo que parece, y existen alternativas en el mercado para solucionarlas.

La condensación, de una forma resumida, es por el exceso de vapor de agua en la atmósfera de nuestra vivienda, las zonas en donde hay porosidad, se licua ese vapor de agua, y es donde aparecerán los hongos, que es su efecto más visible.

Debemos entender que para diferenciar de una forma general condensaciones de filtraciones, es tener claro su origen: las filtraciones traspasan las paredes, pero las condensaciones es vapor de agua que se licua pegándose a la pared por el interior, no lo ha traspasado.

Por tanto debemos fijarnos en varios factores: cuando deja cerco, mancha y levanta la pintura estamos hablando de filtraciones. La condensación no deja cerco, no levanta la pintura (salvo casos muy graves), se nota en la pared y el ambiente húmedo al tacto, y pueden aparecer como chorretones en la pared sin origen aparente. Aparecen típicamente en esquinas de las estancias, se observa como un punteado, como picado por la pintura, y van expandiéndose por la vivienda según pasan los meses, pues las esporas van por el aire.

Soluciones: como siempre, debemos dejarnos aconsejar por un experto, y se debe valorar el tipo de vivienda, su material de construcción, qué obras estamos dispuestos a hacer, riesgos de salud en la familia, el presupuesto que tenemos etc.

Las opciones, tienen todas pros y contras y se deben valorar.

El uso de pinturas con ceras líquidas, no eliminan la humedad pero evitan que el moho anide.

Pinturas plásticas, no permiten que el agua se estanque, por lo que cae y aparecen charquitos en el suelo, pero así el hongo tampoco puede anidar.

Construcción de cámaras con pladur, lo cual evita la licuación de esa humedad, aunque sigue en el ambiente.

Abrir huecos de ventilación, abrir las ventanas a menudo, usar deshumidificadores, evitar colgar la ropa dentro de casa, colocar extractores en los baños.. todas dependen de nuestra constancia, son beneficiosas, pero no definitivas y pueden suponer pérdida de calor con el consecuente aumento de gasto en calefacción.

La instalación de aparatos de tratamiento de aire, son de los métodos más caros, pero es muy efectivo, porque insufla aire seco del exterior, provocando el aumento de la circulación del aire, elimina la humedad y hace desaparecer las esporas y los hongos. Existen empresas dedicadas a su instalación y mantenimiento que nos pueden asesorar.

Esperamos que este pequeño resumen de las causas más frecuentes os haya servido para ver que las humedades son algo más de lo que vemos a simple vista.

Que existen medidas para evitarlas y solucionar el origen, pero que siempre debemos ponernos en manos de un experto, valorando todas las opciones para poder disfrutar de nuestro hogar con todas las garantías.

Cristina Gómez Ollero

Perito Tasador Judicial y de Seguros

Kompetenta

Actualizado el