Hoteles eficientes y modernos

Hotel eficiente

En la actualidad, la eficiencia energética y la sostenibilidad en los hoteles es algo que está más de moda. La construcción y el diseño de un hotel se realiza pensando en conseguir el máximo ahorro energético posible. Desde una arquitectura sostenible hasta el proyecto de interiorismo del hotel que permitan que la eficiencia energética sea la máxima posible.

Veamos qué consejos y cambios puede llevar a cabo un hotel para aumentar su eficiencia y reducir el consumo. Si bien hay que tener en cuenta que, al final, son los clientes los que consumen, pero podemos dotar al hotel de sistemas que ahorren pese a ello.

Cambio de la iluminación a LED

La iluminación en un hogar puede llegar a suponer un 20% de la factura, en un hotel no se quedará corto, siendo que la iluminación es algo básico y muy importante.

Por ello, es muy importante que la iluminación sea eficiente. Una gran solución es usar iluminación LED y una buena gestión. Este tipo de iluminación es más cara, pero consume un 80% menos, por lo que merece la pena.

Si a este tipo de iluminación le añadimos un control remoto (y trabajadores bien formados en ello) podemos aumentar el ahorro y reducir el consumo en iluminación.

Reducir el consumo de agua

Muchas veces nos centramos en el consumo energético, dejando de lado el agua. Reducir el consumo de agua no es algo básico para el ahorro, sino también para el medioambiente.

Se pueden usar herramientas para reducir el consumo en grifos, duchas, piscinas.

Formación del personal

Ya hemos dicho que el consumo final lo realizan los clientes, pero los trabajadores también tienen mucho que ver en ello. Formar al personal en eficiencia y sostenibilidad mejorará ambos aspectos del hotel.

Temperatura confortable y eficiente

La climatización de un hotel es otro de los grandes gastos. La temperatura del hotel debe ser agradable para todos, aunque cada uno tenga una temperatura de confort.

Si tenemos una temperatura demasiado alta, el consumo de energía se disparará. En las habitaciones es bueno tener una temperatura media, aunque cada cliente determinará una de su gusto.

El uso de sistemas domóticos de climatización puede permitirnos ahorrar y ser más eficientes.

Instalación de energías renovables

Es la mejor forma para ahorrar en el consumo de energía. El autoconsumo solar fotovoltaico permite que el hotel genere su propia energía mediante la instalación de placas solares. Este tipo de instalaciones tiene un coste elevado pero, una vez cubiertos los gastos, el ahorro es total.

Más allá de la energía solar, la aerotermia o geotermia también son sistemas que se basan en energías renovables y que, pese a no permitir el autoconsumo, posibilitan un gran ahorro en el consumo de energía.

Actuar sobre la parte pasiva del hotel

Pero no sólo hay que gestionar de forma eficiente los diferentes sistemas de gasto directo de energía. Tener sistemas totalmente eficientes, pero unas paredes y ventanas que dejen salir el calor nos harán echar por tierra todo el trabajo de ahorro.

Por todo esto es importante tener un buen aislamiento en paredes, suelo y cerramientos.

Actualizado el