Dormitorios juveniles, la elección perfecta y duradera

Muebles juveniles
Muebles juveniles Kubox

Cuando un niño crece, su habitación debe ir cambiando con el paso de los años. Empezando por la cuna y terminando por un dormitorio que pueda ser usado como cuarto de estudio, los cuartos juveniles se pueden adaptar al crecimiento de tu hijo, de forma duradera y económica.

Muebles juveniles

Muchos padres van comprando muebles para la habitación de sus hijos diferentes para cada etapa. Sin embargo, los muebles juveniles como los de la gama Kubox, permiten diseñar la habitación de tu hijo (o hija) de forma que se adapte a todas las edades.

Cuando tu hijo sea muy pequeño simplemente necesitará una cuna y una zona donde poder jugar. Con el paso de los años de la cuna pasará a una cama, requerirá de armarios más grandes, cajones para guardar sus cosas y juguetes y hasta una mesa donde dibujar primero, y estudiar más tarde.

Elegir los muebles juveniles de forma correcta puede hacer que, con unos mismo muebles, puedas abarcar las diferentes edades y necesidades de tu hijo o hija. Con la gama de muebles juveniles, podrás elegir entre una amplia gama de colores, muebles, diseños y tamaños y decorar la habitación de tu hijo como más te guste y, sobre todo, de forma duradera debido a la gran calidad de los muebles de Lagrama.

Elegir el mobiliario de un dormitorio juvenil

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir el mobiliaria juvenil para la habitación de nuestro hijo o hija es su personalidad y lo que le gusta. Las grandes posibilidades que nos dan los muebles de la gama Lagrama nos permitirá adaptar la máximo el diseño del cuarto a los gustos de nuestro hijo.

Como en todas las partes de una vivienda, el espacio será uno de los elementos que más nos limitarán. Lógicamente, no es lo mismo contar con una habitación pequeña que con un gran dormitorio. Por suerte, hoy en día existen soluciones que nos permiten ahorrar el máximo de tiempo posible. Los muebles modulares que pueden colocarse uno encima de otro nos ahorrarán espacio.

Un buen consejo será llevar a cabo una buena planificación de la habitación. Para ello, dibuja un plano a escala que sea fiable, de manera que puedas observar dónde están colocadas las puertas, ventanas, enchufes o puntos de luz. También te será más fácil comprobar si puedes mover una mesa o un armario.

Otro punto que tenemos que tener muy en cuenta es el del almacenamiento. No podemos olvidarnos que los niños tienen muchas casas así que una gran cantidad de almacenaje nos solucionará este aspecto.

Por otro lado, a los niños les encanta jugar y, en ocasiones, no se dan cuenta de que, con ello, estropean muebles. La gran calidad de los muebles de la gama Lagrama hará que sobrevivan a los juegos de tus hijos.