Cómo cuidar y mantener de forma correcta un jacuzzi

Un jacuzzi no es algo barato de instalar. Imagínate que, por un mal uso o mantenimiento, tienes que cambiarlo antes de lo que pensabas o que tengas que hacer alguna reparación en el jacuzzi que eleve el coste de la instalación.

Si bien es cierto que pueden producirse fallos o reparaciones imprevistas para las que requieras un servicio técnico especializado, un buen uso y mantenimiento nos puede ahorrar fallos evitables. Veamos cómo mantener de forma correcta un jacuzzi.

Ducharse antes de usarlo

No todos los geles y lociones son aptos para la espuma del jacuzzi. Usa bromo para desinfectar el agua y mantener el PH del agua entre 7,2 y 7,8.

Revisa el nivel de estos elementos, mínimo, dos veces por semana, para que no se acumulen las impurezas que puedan dañar el sistema del jacuzzi.

Calidad del agua

Es clave para que se conserve el jacuzzi durante más tiempo. Lo normal es cambiarla cada tres meses, aunque depende de cuánto se use.

El fabricante del jacuzzi siempre recomienda los mejores productos. Es importante, sin embargo, saber ciertas cosas como que, si el agua está amarilla, es que falta bromo.

El filtro

Es importante que el filtro esté limpio, puesto que es el que mantiene el agua libre de hongos y bacterias. Al momento del baño el cloro debe estar por debajo de 3 ppm (partes por millón). Las medidas de concentración del bromo también deben estar entre los parámetros de 3 y 6 ppm.

Lo mejor es filtrar el agua cada vez que se use el jacuzzi.

Purgar la tubería

Hay que pensar que en un jacuzzi tenemos la temperatura perfecta para que crezca moho. Por eso es bueno purgar la batería, para evitar que estos organismos queden en las cañerías. Lo mejor es usar un desincrustador, siguiendo las instrucciones de uso.

Usa limpiadores efectivos

Es importante que el jacuzzi esté limpio, sobre todo las partes que más se manchan. Para limpiarlo de forma correcta, hay que usar el limpiador más eficiente para cada suciedad. Por ejemplo: el bicarbonato de sodio elimina todas las manchas viscosas.

Limpieza correcta

Lo mejor es dejar que el agua corra durante quince minutos. Una vez pasado el tiempo, vacíalo y llénalo unos siete centímetros por encima de los chorros. Enciende otra vez los chorros durante otros diez minutos para que queden bien enjuagados. Deja salir el agua y seca el jacuzzi y todas las boquillas con un paño de tela suave.

Desconecta el jacuzzi

Cuando no lo uses, desconéctalo, ya que la bomba funcionaría sin agua suficiente y podría dañar el motor. Esto puede evitar, también, que alguien lo encienda mientras lo limpias.Otra de las ventajas de apagarlo es evitar que alguien por accidente lo encienda mientras tú lo estás limpiando.

Volver a llenarlo

Una vez limpio, pasa el agua por el filtro para que pase, a través de él, por las tuberías y luego al jacuzzi. Deja que funcione unos minutos para detectar si no hay ningún ruido raro de la bomba o el filtro.

Actualizado el